Seguro que a la hora de limpiar los azulejos ya sea en el baño o en la coicna te ha tocado pasar dos bayetas: una húmeda y otra seca. Pero eso parece que se ha acabado. Al menos eso dicen los expertos en limpieza que en los últimos meses han empezado a utilizar un producto cada vez más vendido y que permite evitar uno de esos pasos. Se trata de la bayeta de microfibra que hasta ahora se había venido vendiendo mucho para la limpieza de los cristales pero cuyo uso se extiende ahora a los azulejos. No en vano esta es una de las zonas de la casa más difíciles de limpiar.

Tanto si son mate como brillo los azulejos presentan varias dificultades a la hora de su limpieza. Y es que a nadie le gusta que queden dedos o marcas que a veces son más que difíciles de quitar. La solución parece bien sencilla. No hace falta gastar demasiado dinero. Al parecer, y según lo que se relata en los grupos especializados en limpieza, basta con utilizar este producto cuyo precio es relativamente bajo y que permite dejar unos resultados sorprendentes. La bayeta de microfibra se puede comprar en casi cualquier gran superficie (incluso en bazares), y su popularización ha hecho que la haya de varias marcas. Incluso puedes encontrar algunas de las denominadas "marcas blancas" que ofrecen unos resultados más que aceptables y que te van a permitir conseguir unos resultados más que buenos gastando la mitad de dinero.

Si la bayeta no es buena no vas a conseguir un buen resultado aunque te gastes miles de euros en productos muy recomendados. Por eso hemos preguntado a los expertos en limpieza cuál es la bayeta que más utilizan: la que sirve para todo, aquella que te deja limpia la encimera pero que también te sirve para pasar la mesa o para la vitrocerámica y todos están de acuerdo: las mejores bayetas son las de microfibra. Y ojo, "de cualquier marca que elijas", tal y como relatan muchos limpiadores en foros de internet.

Y es que no es necesario escoger una bayeta determinada. Basta con que des con una de marca blanca que te convenza. Eso sí, lo que es muy importante es su cuidado. Todas las noches (o a mediodía, cuando quieras), tienes que acordarte de limpiarla con un poco de jabón y una gota de lejía. Luego la metas en el lavavajillas con todos los platos del día y dejas que se limpie como si fuera un vaso o una cucharilla. El resultado te va a sorprender. Queda como nueva.

Esa labor de mantenimiento por así decirlo es lo que va a hacer que esta bayeta te dure meses o quizá años. Pero si quieres una limpieza aún puedes sumar un truco más. En este enlace te contamos en su día una piedra que está más que recomendada sobre todo si lo que quieres es dejar como nueva la vitrocerámica.