15 de julio de 2018
15.07.2018

Hablan los nutricionistas: estas son sus diez leyes para perder peso

Estos son, en decálogo, los consejos más repetidos por estos profesionales para adelgazar

15.07.2018 | 09:34
Hablan los nutricionistas: estas son sus diez leyes para perder peso

La nueva moda de la "real food" se extiende por internet. Los nutricionistas son cada vez más tajantes: adelgazar es importante pero es más importante llevar una vida sana en la que no abusemos de ultraprocesados ni de comida basura. ¿Cuáles son entonces las claves que se pueden extrapolar de los consejos de estos profesionales? Hemos recopilado diez normas que utiliza todo profesional de la nutrición cuando quieres perder peso.

Cambia de vida, no de dieta: adiós al "efecto rebote"

Perder peso no puede ser el objetivo último. Los profesionales insisten en que bajar la barriga es sólo una excusa para cambiar de vida. "Muchos de mis clientes han hecho una dieta de las llamadas milagro, luego han vuelto a su vida anterior y han sufrido un efecto rebote tremendo", explica Susana Sánchez. "Tienes que escoger una alimentación con la que puedas seguir, con la que te sientas cómodo y que no sea demasiado estricta para no dejarla", dice Miquel Girones. (Aquí te hemos recopilado las mejores y las peores dietas del año pasado).

Vuelve a cocinar y deja de lado los ultraprocesados

La clave del retorno a la vida saludable está en la cocina. "Muchas veces decimos que no tenemos tiempo, pero eso es sólo una excusa. Hay que planificarse para que podamos volver a cocinar. Hemos dejado de lado alimentos tan importantes como las legumbres", asegura Sánchez. Los nutricionistas recomiendan planificar un menú semanal en el que haya de todo. Así, con la nevera y el congelador como aliados, tendrás tiempo para cocinar.

Compra de forma planificada: comer bien no es más caro

Uno de los mitos más extendidos a los que hacen frente los profesionales de la nutrición es el de que comer bien es más caro que comer mal. Y como todo mito, es falso. Las dietas basadas en las frutas y las verduras y la planificación a la hora de ir al supermercado hacen que comer bien sea mucho más barato que abusar de ultraprocesados. Siempre es más económico comer fruta (eso sí, de temporada) que postres basados en el chocolate.

Lee las etiquetas: el glutamato importa más que las calorías

Hace unos meses los que leían las etiquetas de la comida sólo se fijaban en las calorías. Eso empezó a cambiar gracias a la lucha contra el aceite de palma. Ahora los nutricionistas tienen un nuevo enemigo: el glutamato. "Es un potenciador del sabor que puede contribuir a aumentar la apetencia por los productos que lo llevan, inhibe la saciedad y facilita un consumo excesivo", explica el nutricionista Carlos Ríos. En los niños puede producir hiperactividad.

Olvida los mitos: las cinco comidas, la fruta y su azúcar...

En la nutrición, como en casi todos los campos de la vida, lo mejor es ponerse en manos de profesionales. Los nutricionistas son los que te pueden ayudar a cambiar de vida luchando contra mitos más que extendidos. No es cierto, por ejemplo, que sea bueno (al menos no para todos los consumidores) comer cinco veces al día o que el azúcar de la fruta engorde o sea perjudicial para la salud.

Para hacer ejercicio no hace falta ir al gimnasio

Hacer ejercicio también es fundamental para llevar una vida sana. Y para hacerlo no hace falta ir al gimnasio, basta con cambiar ciertos patrones. ¿Los trucos? Dejar el coche a dos manzanas del trabajo para obligarte a caminar (la Organización Mundial de la Salud recomienda andar 15.000 pasos al día), ir en bicicleta a hacer los recados o subir a casa por las escaleras dejando atrás el ascensor.

No te obsesiones: la paciencia y la constancia son claves

Para Miquel Girones, la clave de una buena dieta es "establecer patrones que puedas mantener en el tiempo". La paciencia y la constancia son claves a la hora de obtener resultados. Por eso no es bueno obsesionarse. "Si estamos con los amigos y comemos algo que no sea muy sano tampoco hay que torturarse. Ese capricho nos puede dar una salud mental muy buena. En nuestro plan de alimentación tiene que tener cabida algo no del todo recomendable, explica.

Frutas y verduras: las dos grandes amigas de la vida sana

Si hay algo que repiten los nutricionistas es que se debe cumplir (o al menos intentarlo) la norma del consumo de cinco piezas de fruta y verdura cada día. "Estos alimentos son claves para que entren en nuestro organismo los micronutrientes necesarios", explica Miquel Girones. Lo mejor es optar siempre tanto por la fruta como por la verdura de temporada: para saber cuáles son sólo hay que buscar calendarios en internet.

Busca sustitutivos para los refrescos o para el consumo de azúcar

El abuso de los refrescos o el consumo excesivo de azúcar son dos de los problemas que más preocupan a los nutricionistas. Pero sustituir estos "alimentos malvados" es sencillo: los primeros se pueden cambiar (por ejemplo) por agua con gas, té o café solo, todas ellas bebidas con cero calorías. El azúcar se puede sustituir por vainilla, hinojo, comino o canela, pero también por fruta madura. Será por opciones: elige la tuya.

Duerme: descansar las horas suficientes también es clave

No todo es hacer ejercicio. También hay que descansar. Dormir lo suficiente_–entre 7 y 8 horas al día para los adultos– es fundamental para afrontar con energía tanto la jornada laboral como el ejercicio que te hayas propuesto hacer cada día. Descansar mal o no dormir hace que te dé más pereza, que estés más cansado y que, en definitiva, rindas menos en tu nueva vida. Muchas aplicaciones controlan el sueño e incluso avisan cuando debes ir a dormir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Magazine