Lne.es »

La funcionaria acusada de favorecer a su marido: "No sabía que fuese incompatible"

La exjefa de Medio Natural dice que no ocultó que estaba casada con el gerente de Arboris, al que adjudicó seis contratos - "Es difícil abstenerse si no sabes que tienes que hacerlo, mis jefes no me advirtieron", asegura Esther Vigón

23.12.2015 | 03:01

"No sabía que fuese incompatible participar en las adjudicaciones, creí que bastaba con no estar en la mesa de contratación", arguyó ayer la exjefa de servicio de Medio Natural del Principado Esther Vigón en la segunda jornada del juicio contra ella por negociaciones prohibidas a funcionarios y falsificación en el Juzgado de lo penal número 1 de Oviedo, por no abstenerse en seis adjudicaciones a la empresa de su marido, Arboris. La acompañan en el banquillo su pareja, Rudi Walter K., y un apoderado de Arboris, Alfonso F. C. Ninguno de ellos contestó a las preguntas de la fiscal ni a la acusación que ejerce AVALL.

La exjefa de servicio, defendida por la letrada Ana G. Boto -que aduce que los hechos no son delito y que concurren dilaciones indebidas-, trató de quitarse responsabilidades de encima. "Mis superiores conocían que estaba casada con Rudi", aseguró Esther Vigón. El director general de Biodiversidad, José Félix García Gaona, fue además alumno suyo y terminaron siendo vecinos. "Rudi nos subía a trabajar a él y a mí", añadió la funcionaria, hoy jubilada. "Nunca lo oculté, ni tampoco me aproveché", remachó.

Vigón aseguró además que algunas firmas no son suyas, aunque su nombre figure bajo ellas. Alguna corresponde "a los jefes de obra". No se andaban con muchas formalidades. "Firmaba el que estaba", dijo además. En varios momentos de la vista volvió sobre lo mismo. "Es difícil abstenerse si no sabes que tienes que abstenerte. Mis jefes tampoco me advirtieron. Ellos tampoco debían saberlo", declaró. De hecho, dijo, fue Gaona quien en una ocasión llamó a su marido para que arreglase un problema con el tejo de Pastur, declarado monumento natural.

El caso es que alguna duda debía de tener la empresa Arboris. Rudi Walter K. confesó en el juicio que había consultado sobre el tema de incompatibilidades y le habían dicho que sólo debían abstenerse los altos cargos. Tanto el marido como Alfonso F. C., defendido por Francisco Sánchez Tebar, adujeron desconocimiento.

AVALL cree que la funcionaria era perfectamente conocedora de sus incompatibilidades. Incluso trajo al juicio una resolución de la Administración en la que Vigón se abstenía de participar en el expediente de contratación de unos guardas rurales. El juicio proseguirá el día 29.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine