28 de febrero de 2017
28.02.2017

Autorizan la caza "sin límites" de jabalíes en los cotos para frenar su avance

Está permitido el uso de perros, de forma excepcional, del 15 de abril al 31 de agosto próximos para prevenir daños en cultivos de maíz

28.02.2017 | 11:32

La Consejería de Desarrollo Rural ha decidido suprimir para la temporada de caza 2017-18 el cupo máximo de jabalíes adultos que se podía abatir hasta ahora en los cotos regionales, fijado en seis. La nueva normativa también permite añadir un día hábil al permiso de caza en las reservas y en los cotos regionales cuando no sea posible completar la cacería dentro de las fechas establecidas por una situación excepcional como la de condiciones meteorológicas adversas de nieve o niebla y siempre que se acredite que, en ese contexto, no hubo oportunidad de realizar ningún lance.

La supresión de los cupos para poder cazar más jabalíes viene a atender las peticiones realizadas para avanzar en el control de la población de suidos desde varios municipios y asociaciones de cazadores. Pese a la eliminación del número máximo de ejemplares a abatir, las sociedades adjudicatarias podrán establecer su propio límite en los planes de aprovechamiento correspondientes, en función de la población específica en cada zona.

Estas medidas ha sido incluidas en la disposición general de vedas que publicó ayer la Consejería en el Boletín Oficial del Principado y son de aplicación en los 60 cotos regionales de caza, siendo los más importantes -por superficie- los de Llanera (Llanera, Oviedo y Gijón), Siero-Noreña, Valdés, Cangas del Narcea, Allande, Llanes y Cordal de Peón (Villaviciosa, Gijón y Sariego). Se suma, asimismo, con el fin de prevenir daños en cultivos de maíz, el permiso para que, de forma excepcional, se pueda ampliar el plazo establecido para ahuyentar jabalíes con perros, desde el 15 de abril al 31 de agosto.

En cuanto al calendario, la caza del jabalí se extenderá desde el segundo domingo de abril de este año hasta el cuarto domingo de febrero de 2018 para los recechos (modalidad practicada por un solo cazador, acompañado de guarda, y dirigido a la captura de ejemplares adultos) y las batidas (modalidad practicada en cuadrillas) se prolongarán desde el 1 de septiembre hasta el 25 de febrero de 2018, igual que el año pasado. También será posible emplear perros de rastro para espantar al animal en los refugios de caza y zonas de seguridad con una resolución expresa de la Dirección General de Recursos Naturales y bajo supervisión de la Guardería del Medio Natural.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine