Lne.es »

"El Alcalde quiso apartarme por mi embarazo", dice una exedil de Cabranes

La exteniente de alcalde Maite Vitienes, que dimite junto a tres concejales más, llama "auténtico machista" a Fabián, que rechaza las acusaciones

27.04.2016 | 03:59
Natalia López, Judith Gutiérrez y Maite Vitienes, en el Pleno de renuncia.

La exteniente de alcalde de Cabranes, Maite Vitienes, acusó ayer al regidor, el socialista Gerardo Fabián, de comportarse "como un auténtico machista" por considerar que quiso apartarla del cargo por su embarazo. "Se comportó, repito, como un auténtico machista, cuando ofreció a mi compañero, Adrián Rouco, la primera tenencia de alcaldía, que yo ostento, no por mis errores en la gestión al frente de ella, que sería lícito, sino por el embarazo que supuestamente me incapacitaría para desempeñar el cargo", apuntó indignada Vitienes en un tenso Pleno en el que se formalizó la renuncia de cuatro -ella, entre ellos- de los siete concejales del gobierno del PSOE.

La ya exteniente de alcalde reclamó a Fabián una rectificación pública y le recordó que "una mujer por estar embarazada no pierde ni sus conocimientos ni sus capacidades para ejercer su trabajo".

Durante la sesión, en la que salieron a relucir motivos variopintos de la marcha de los cuatro concejales (tres de ellos, independientes), renunciaron Natalia López, Judith Gutiérrez, Adrián Rouco (ausente por motivos laborales) y la citada Maite Vitienes.

Gerardo Fabián aprovechó su intervención para, dijo, rectificar "aquello que haya podido decir que no fuera acorde". Al tiempo, y pidió disculpas "por si acaso, pero por nada más, porque no tiene razón de ser". Justificó que no tienen fundamento tales acusaciones aludiendo a otra concejala del equipo de gobierno, Almudena Robledo Suárez, que también está embarazada y en un estado de gestación más avanzado, lo que no le supone ningún problema para seguir desarrollando sus responsabilidades públicas.

Los cuatro ediles se van de la Corporación por quejas, en líneas generales, con la forma de gestionar del Alcalde. Aunque también salieron a relucir cuestiones personales. Por ejemplo, a los ediles dimisionarios no les hizo ninguna gracia, según explicaron, que la madre del alcalde y trabajadora municipal se entrometiera en cuestiones como la indumentaria que Judith Gutiérrez debe llevar a las fiestas. Ésta le espetó al regidor: "No me gusta usted como político y menos como persona".

Maite Vitienes -que habló en su nombre y en el de los otros dos ediles independientes, Judith Gutiérrez y Adrián Rouco- arremetió contra las formas de gobernar del Alcalde, "más propias de épocas en las que el caciquismo reinaba que de una democracia". Acusó a Fabián de llegar a decirles que su opinión era más importante que la del resto de concejales, que votar contra sus propuestas en los plenos es delito y que no tenía la obligación de proporcionarles ninguna información.

Por si todo esto fuera poco, Vitienes enumeró hasta 22 razones que hicieron que las discrepancias con el alcalde fueran "insalvables". Además de acusarle de intentar conceder subvenciones de manera no objetiva o el pago de facturas de "difícil justificación", los concejales desaprueban el arreglo de caminos que no dan acceso a ninguna vivienda y el abono de 10.285 euros de indemnización por despido a un antiguo empleado municipal que realizaba labores para las que no estaba contratado. También rechazan que haya intentado contratar a una persona de nacionalidad brasileña residente en el concejo únicamente para evitar que la repatriaran a su país o que se traten de pasar por alto los problemas laborales generados por un trabajador municipal que es familia política del alcalde.

La única edil dimisionaria afiliada al PSOE, Natalia López, justificó su renuncia por "motivos profesionales y personales", aunque reconoció que han habido "discrepancias internas" que a pesar del esfuerzo por superarlas no fue posible.

Gerardo Fabián mantuvo el tipo durante el Pleno y no quiso entrar en valoraciones ni abundar en las desavenencias sobre la gestión municipal que le han dejado sin más de la mitad de sus concejales. El regidor sí que tuvo un agradecimiento para los dimisionarios, por irse de la Corporación y no optar por quedarse en el grupo de los no adscritos dificultando la tarea de gobierno. Los concejales que relevarán a los que se marchan son David Ovín, Ramón Meana, Graciela Sánchez y Agustín Vega.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine