28 de septiembre de 2016
28.09.2016
Lne.es »
La simbología religiosa en el Consistorio

La entrega de las firmas contra la retirada de la Virgen del Carbayu acaba en bronca vecinal

Cientos de vecinos increparon a los ediles del gobierno local que seguían el acto al entender que se estaban mofando de ellos con sus sonrisas - El Alcalde asegura que "me ha quedado claro que se trata de una cuestión religiosa" y que dará "cumplimiento" al acuerdo del Pleno

28.09.2016 | 09:17
La entrega de las firmas contra la retirada de la Virgen del Carbayu acaba en bronca vecinal
La entrega de las firmas contra la retirada de la Virgen del Carbayu acaba en bronca vecinal

Gritos, reproches subidos de tono, insultos y algún empujón. La entrega de las firmas contra la retirada de la imagen de la Virgen del Carbayu del Ayuntamiento de Langreo acabó ayer en una airada bronca a las puertas de la Casa Consistorial en la que se vivieron momentos de mucha tensión entre un amplio grupo de asistentes y miembros del gobierno local, integrado por IU y Somos. Los organizadores de la campaña de firmas recabaron finalmente 5.482 apoyos. El alcalde, Jesús Sánchez, mantuvo una reunión con los promotores de la iniciativa en la que dejó claro que se cumplirá el acuerdo plenario aprobado en abril para unirse a la red nacional de municipios por un estado laico. Uno de los puntos recogidos en el escrito -presentado IU y Somos, apoyado por el PSOE y Ciudadanos, y rechazado por el PP- expone que "no existirá simbología religiosa, salvo aquella que signifique un bien patrimonial e histórico especialmente contrastado".

Las firmas se entregaron poco después del mediodía. A esa hora, el presidente de la Sociedad de Festejos y Cultura "Nuestra Señora de El Carbayu", Julio González, leyó un manifiesto para argumentar las razones por las que la imagen debía mantenerse en el Ayuntamiento. El acto congregó a unas trescientas personas aproximadamente. Al término de la lectura estalló la chispa. Un grupo de personas se dirigió en actitud airada a increpar a los ediles de IU y Somos, que habían seguido el acto desde los soportales del Ayuntamiento, al interpretar sus sonrisas como una provocación y un acto de mofa hacia los presentes.

Se vivieron entonces los momentos de mayor crispación. Se escucharon insultos y acalorados reproches sobre la retirada de la imagen de la patrona de Langreo, pero también sobre otras cuestiones del Ayuntamiento como la situación del servicio de limpieza, la seguridad en los barrios o la bandera republicana que el edil de Urbanismo mantuvo colgada en la ventana de sus despacho durante unos meses. La edil de Medio Rural, Rosario Hernández, fue zarandeada por una mujer sin que el incidente pasara a mayores. Por otro lado, una mujer que acudió al acto, tuvo que ser atendida por los servicios sanitarios y trasladada en ambulancia, al sentirse indispuesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine