22 de marzo de 2017
22.03.2017

Protestas contra el impuesto de sucesiones ante los ayuntamientos asturianos

Eliminar el tributo favorece sobre todo a los ricos, dicen los técnicos de Hacienda

22.03.2017 | 09:04
Protestas contra el impuesto de sucesiones ante los ayuntamientos asturianos

Decenas de personas protagonizaron en la mañana de ayer concentraciones de protesta contra el impuesto de sucesiones frente a varios ayuntamientos asturianos, tras una convocatoria que se difundió a través de las redes sociales y que es ajena a la plataforma ciudadana que en la región ha pedido la eliminación del tributo con la recogida de más de cien mil firmas.

A mediodía, algo más de un centenar de personas acudieron frente a los edificios consistoriales de Oviedo, Gijón y Avilés. La convocatoria realizada a través de las redes sociales era anónima y de ámbito nacional. La respuesta fue menor que a la masiva concentración que se produjo a principios de mes ante la Junta General.

Al grito de "No al impuesto de sucesiones" se concentraron en la plaza de España de Avilés varias decenas de personas. "Estamos cansados de tener que pagar lo que ya abonaron nuestros padres. No es normal que tengas que pagar tres veces por un piso, un garaje o unas tierras. ¿Y por qué los asturianos tenemos que pagar más que los ciudadanos de otras comunidades autónomas?", denunció la avilesina Violeta Rodríguez.

Un grupo de los manifestantes se dirigió a la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, cuando se encaminaba a un acto en el Centro de Servicios Universitarios. "Los asturianos somos ciudadanos de segunda", le dijo una ciudadana. La regidora socialista les respondió: "Con la reforma sólo el 3% de los asturianos pagarán el impuesto", en alusión a los cambios en el tributo que entraron en vigor el pasado enero.

El sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha) estimó ayer que la supresión del impuesto de sucesiones beneficiaría principalmente al 0,7% de los contribuyentes con mayor renta y advirtieron de que los principales perjudicados serían el 72,4% de los contribuyentes que ingresan entre 6.000 y 60.000 euros al año.

Los futuros herederos de las 181.778 mayores fortunas del país serían los mayores beneficiados de la eliminación del tributo, según Gestha, que recibirían sin tributar uin caudal hereditario de 559.788 millones de euros netos. El sindicato añadió que sería preciso subir el IRPF y otros impuestos para compensar a las autonomías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine