10 de abril de 2017
10.04.2017

La polución también obliga a vecinos del Oeste a rascarse el bolsillo

Las comunidades de residentes tienen que pagar por limpiezas, cada vez más frecuentes, para eliminar polvo de mineral

10.04.2017 | 03:32
Un operario limpia un patio interior en El Lauredal.

La contaminación de la zona oeste está empezando a tener cada vez más consecuencias económicas para los vecinos afectados por las emisiones a la atmósfera la numerosa industria circundante. Además de las implicaciones nocivas para la salud, los bolsillos de las comunidades de vecinos empiezan a resentirse porque la limpieza de las zonas abiertas de las urbanizaciones ha de hacerse de forma cada vez más frecuente.

Residentes de la zona de El Lauredal han denunciado cómo los espacios comunes de sus urbanizaciones han pasado a tener que ser limpiados cada semana, cuando antes se hacía una vez al mes o a lo sumo cada quince días. A ello se suma que muchas de estas promociones cuentan con piscinas y parques infantiles que, como lamentan los vecinos, apenas se pueden usar por la abundante suciedad acumulada en toboganes y columpios.

Los métodos de limpieza, además, son cada vez más costosos por lo incrustado que queda el polvo de mineral en baldosas y patios, lo que hace necesaria la utilización de herramientas específicas que encarecen el mantenimiento para las comunidades. "Alguien debería advertir a quienes compren en las nuevas promociones del oeste del problema al que se enfrentan", avisan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine