22 de marzo de 2017
22.03.2017

Un taxista oferta viajes a la perrera para adoptar y media hora de espera por 17 euros

"No hay líneas de autobús al albergue ni tiene un acceso fácil, hay que colaborar con ellos", dice Rixar García, que ha implicado a otros cuatro compañeros

22.03.2017 | 14:46
El taxista Rixar García introduce un perro en su vehículo.

Cada vez hay menos excusas para no adoptar una mascota del albergue municipal de animales de Oviedo. El taxista Rixar García -conocido por utilizar las últimas tecnologías para promocionar su negocio- ha puesto en marcha una iniciativa a través de la cual facilita el acceso a la perrera a todas aquellas personas que quieran llevarse a casa un animal abandonado "y no dispongan de los medios para llegar hasta allí". Para promover las adopciones, García y otros cuatro compañeros ovetenses del taxi ofrecen viajes hasta las instalaciones de La Bolgachina a un precio cerrado de 17 euros, una tarifa que incluye además una espera de media hora "para que el cliente tenga tiempo de visitar el albergue y pueda llevarse una mascota en el viaje de vuelta al centro de Oviedo", señala García. Los viajes se realizan los sábados entre las nueve de la mañana y las cuatro de la tarde y pueden reservarse vía Whatsapp (615980000) o en el siguiente correo electrónico: info@taxioviedo.org.

"Muchos ovetenses ni siquiera conocen el albergue de animales y muchos de los que quieren adoptar un perro o un gato no tienen coche para ir hasta allí. No hay líneas de autobús cercanas y el acceso no es fácil si no se tiene un vehículo", explica Rixar García. No todos los taxis están homologados para realizar viajes con mascotas, pero el grupo promovido por García se ha provisto del equipamiento necesario para hacerlo. "Tenemos mantas especiales para que no nos manchen el coche y los anclajes reglamentarios. Salen del cinturón de seguridad y van directos al collar del animal para que no se mueva dentro del coche", señala el "taxista tecnológico", que en el año 2012 recibió un premio nacional por sus iniciativas ligadas a la responsabilidad social corporativa.

Una de las peculiaridades de este proyecto es que los viajes a la perrera también pueden envolverse para regalo. "Pueden regalarse como sorpresa. No hay nada mejor para un niño que poder ir él mismo a elegir su mascota", explica Rixar García. Además, los taxistas de este proyecto donarán seis euros de cada trayecto realizado entre Oviedo y el aeropuerto, un servicio que también promocionan a un precio fijo de 55 euros. "Todo esto surgió porque queremos colaborar con los nuevos gestores del albergue, que están haciendo muy bien las cosas y encima se han comprometido a no sacrificar ni uno solo de los animales. Soy de los que piensan que hay que devolverle a la ciudad las cosas que la ciudad hace por nosotros ", subraya García.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine