05 de agosto de 2017
05.08.2017
Segunda División

Ñíguez se ve de mediapunta

"Estoy abierto a todo, últimamente he jugado más por banda pero puedo hacerlo también por el centro", dice el extremo del Oviedo

05.08.2017 | 07:05
Ñíguez se ve de mediapunta

La lesión de Fabbrini ha abierto un hueco en la plantilla del Oviedo. El italiano era el único mediapunta puro del que disponía Anquela en su primera plantilla. El único para colocarse por detrás del delantero. En el partido que empataron (0-0) ante el Deportivo de La Coruña, Anquela apostó por colocar ahí a Linares, un futbolista que es más un rematador que un generador de juego. A lo largo del partido también tuvieron oportunidad de jugar en ese lugar el canterano Asier y Aarón Ñíguez. El de Elche está más habituado a jugar por la banda, pero ayer, tras el entrenamiento del Oviedo en El Requexón, aseguró no tener ningún problema para cambiar su posición.

El futbolista, que está rindiendo a buen nivel durante esta pretemporada, aseguró que se encuentra "cómodo" en cualquier posición de ataque y que no tendría problema en que Juan Antonio Anquela le probara en la media punta tras la grave lesión de Fabbrini.

"Donde decida el técnico estaré para intentar dar lo máximo. Estoy abierto a todo, los últimos años he jugado más en banda pero también me he metido por el medio. Lo que un futbolista quiere es jugar y yo lo haré lo mejor posible donde el entrenador me ponga", insistió el ilicitano.

El futbolista asegura tener "buenas sensaciones" tras el encuentro ante el Deportivo. Para él, lo más decisivo en la pretemporada es coger una buena "dinámica de trabajo". "Estamos cogiendo ritmo de partidos y tenemos mucha carga en las piernas. A estos partidos llegas cansado, al límite de fuerzas y lo importante, además de que los resultados acompañan, es seguir en esta línea", añadía.

El extremo explicaba que el equipo se sintió "bastante bien" ante un rival de Primera, una categoría por encima de los azules, ya que en pretemporada "todo se iguala". "Tuvimos muy buenas sensaciones en el Tartiere, hubo un gran ambiente para ser un partido de pretemporada. Da gusto jugar con nuestra gente y tengo ganas de que empiece ya la Liga", decía Aarón Ñíguez sobre su primer encuentro en el municipal ovetense.

Ñíguez explicó que Anquela quiere un equipo "comprometido, serio e intenso", y que a partir de ahí el bloque "crecerá" con el balón, algo importante de cara a la competición pero que ahora pasa por "coger ritmo" y mantener la línea de trabajo. "Se van viendo pinceladas de lo que quiere el entrenador, y lo más importante es coger el ritmo para llegar frescos al inicio liguero". Hoy (19 horas) toca nueva prueba ante el Eibar, en Torrelavega.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine