14 de diciembre de 2017
14.12.2017

La gripe se extiende por la mayor parte de Asturias en el inicio de la fase epidémica

Salud lanza varios consejos para evitar la enfermedad contra la que ya se han vacunado 181.073 personas

14.12.2017 | 16:41
La gripe se extiende por la mayor parte de Asturias en el inicio de la fase epidémica

La incidencia de la gripe continúa, por cuarta semana consecutiva en Asturias, y se extiende por la mayor parte del territorio regional, lo que indica que se ha entrado en la fase epidémica de la onda estacional, con una tasa de 309,5 casos por cada 100.000 habitantes. La situación se considera de intensidad baja y difusión epidémica.

Se espera que su afectación continúe aumentando a lo largo de las próximas tres o cuatro semanas y alcance su punto máximo en enero. Esto hace prever un aumento de la demanda asistencial por procesos gripales, tanto en la red de atención primaria como hospitalaria. Debido a que los virus predominantes son del tipo B y estos tienden a afectar en menor medida a las personas de más edad, se espera que el número de casos graves ingresados por gripe sea menor que en la temporada pasada.

Asturias es la primera comunidad en la que se ha detectado una difusión epidémica de la emfermedad. En el resto del territorio la actividad es esporádica, excepto en Cantabria, Ceuta y La Rioja, donde continúa siendo nula. En el conjunto del país, se han notificado 58 casos graves hospitalizados en once comunidades autónomas. El mayor número de ellos se registra entre quienes superan los 64 años (47%) seguido del grupo de 45 a 64 años (26%). El 86% de los casos tenían al menos un factor de riesgo y el 39% requirió ingreso en unan unidad de Cuidados Intensivos (UCI). De los pacientes pertenecientes a grupos recomendados de vacunación con información disponible sobre este aspecto (40), sólo cinco habían sido inmunizados. Desde el inicio de la temporada 2017-18 se han notificado seis defunciones por gripe confirmada por laboratorio, de las que el 83% son hombres.

En Asturias, la vigilancia de casos hospitalizados confirmados de gripe, se realiza de forma centinela únicamente en residentes en el área sanitaria IV (Oviedo), ingresados en su hospital de referencia, y como novedad, se tienen en cuenta todos los pacientes hospitalizados con gripe confirmada, diferenciando a los que se consideran como graves.

Hasta la semana pasada, se detectaron 38 casos ingresados con gripe confirmada, con una tasa de 11,5 ingresos por 100.000 habitantes, siendo varones el 60% varones y superando los 50 años el 74%. El 66% contaban con algún factor de riesgo y el 28% constaban como vacunados. Además, seis presentaban criterios de caso grave, lo que supone una incidencia de 1,8 por 100.000, pero ninguno llegó a ser ingresado en UCI ni se registran fallecimientos. Todos se debieron a virus gripales B; el 67% tenían 50 años o más, un tercio presentaba algún factor de riesgo y el 25% estaba vacunado.

Continúa la vacunación

La inmunización periódica a las personas mayores y vulnerables evita complicaciones graves y previene la mortalidad. En Asturias, se han vacunado ya 181.073 ciudadanos, de los que 132.828 tienen más de 64 años, lo que supone una cobertura del 52,31% en este colectivo, cifras similares a las del año anterior.

Entre los usuarios que han sido inmunizados, y que figuran en los grupos de riesgo, cerca de 80% tiene una enfermedad crónica y el 13% ha decidido vacunarse, a pesar de no padecer ninguna patología grave.

La Consejería de Sanidad recuerda que la campaña permanecerá activa hasta finales de diciembre y que los mejores resultados se consiguen adelantando la vacunación.

La gripe es generalmente una enfermedad benigna de alta incidencia. El tratamiento más adecuado consiste en aliviar los síntomas (fiebre, dolores musculares, malestar general, tos, dolor de cabeza, congestión nasal, estornudos o dolor de garganta) mediante analgésicos y antitérmicos. En la mayor parte de los casos, se cura sola con las medidas habituales: beber abundantes líquidos (agua, zumos?) y utilizar los fármacos habituales, como el paracetamol, según las recomendaciones de los profesionales sanitarios, hasta recuperarse.

Los buenos hábitos ayudan a disminuir la transmisión del virus. Por este motivo, los expertos recomiendan lo siguiente:

  • Utilizar pañuelos de papel para taparse la boca y la nariz cuando se tosa y se estornude. Si no se dispone de ellos, se debe hacer sobre la manga de la ropa (en el hueco del codo) para evitar contaminar las manos.
  • Tirar los pañuelos de papel después de utilizarlos.
  • Lavarse a menudo las manos con agua y jabón.
  • Mantener una buena ventilación de los espacios cerrados.
  • Limpiar con frecuencia las superficies que se tocan con las manos como los pomos de las puertas o los interruptores.

La Consejería de Sanidad permanece atenta a la infección a través de la Red de Médicos Centinela, informa semanalmente sobre la incidencia de la gripe y vigila la tipología de virus circulante, en contacto con el Centro Nacional de Epidemiología y el Sistema de Vigilancia de la Gripe en España. Los datos son contrastados semanalmente con el conjunto de las comunidades autónomas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine