Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias espera aprovechar “al máximo” el retraso de su tercera ola para vacunar

El retroceso del virus en el Principado es “una oportunidad” frente a las regiones que afrontan la inmunización en medio de una nueva escalada

Una mujer sostiene una vacuna contra la Covid-19. REUTERS

Asturias es la región con menos incidencia de covid, y tiene que aprovechar al máximo la “ventana” de oportunidad que ofrece ir con retraso respecto del resto de comunidades autónomas en la tercera ola de contagios por covid-19. La coincidencia del descenso de contagios con el inicio de las vacunas deber ser aprovechada “al máximo”, aunque el número de vacunaciones depende en último extremo de factores exógenos, como son la logística y los condicionantes de conservación y preparación. De ahí que los expertos alerten de mantener las medidas de prevención y no ceder en el distanciamiento social.

El mutismo es absoluto en torno al inicio de la vacunación, mañana, en Asturias. Empezará, en teoría, en las tres grandes ciudades, Oviedo, Gijón y Avilés, pero no han trascendido ni ubicaciones concretas, ni horarios, ni los criterios que se han seguido para seleccionar el orden que se va a seguir. De hecho, el secretismo que se mantiene “por seguridad”, hace que en las residencias, al menos en muchas privadas, no sepan si el domingo van a empezar a visitarles los equipos encargados de inmunizar a personal y residentes. Hasta el momento, el único contacto que han tenido es para enviar las autorizaciones y el listado de quienes están dispuestos a recibir la vacuna. Y en las residencias coinciden con las previsiones manifestadas por el Gobierno: entre un 80 y un 85 por ciento de sus internos está accediendo a recibir la inmunización.

Gráfico de incidencia

Los colegios de Médicos y de Enfermería del Principado coincidieron ayer en hacer un llamamiento a la confianza y animar a los ciudadanos a que se vacunen, por lo que es necesario no solo aprovechar este momento de claro descenso de contagios, sino de “prepararse” para mantenerlo y lograr cuanto antes el máximo grado de inmunización. Y la única forma de hacerlo es llevar al extremo las medidas de prevención y evitar el contacto interpersonal.

“Vamos con retraso hacia la tercera ola de contagios respecto del resto de comunidades autónomas. Nos ha ocurrido exactamente igual que en los dos brotes anteriores. Por lo tanto, es previsible lo que puede pasar en cuanto se vuelva al contacto interpersonal: que se vuelva a disparar el número de casos. Es evidente que Asturias entrará más tarde en esa tercera ola, y eso nos da un margen de tiempo para prepararnos, aunque es cierto que las vacunaciones también dependen de la logística y la disponibilidad de las dosis, de lo que no disponemos información. Pero hay que aprovechar esta situación”, remarcó el presidente del Colegio de Médicos de Asturias, Alejandro Braña.

"Asturias entrará más tarde en esa tercera ola, y eso nos da un margen de tiempo para prepararnos", remarca Alejandro Braña

decoration

El presidente del Colegio de Enfermería del Principado, Esteban Gómez, se expresó en términos similares, pero añadió una advertencia: “La tercera ola de la pandemia va a ser muy complicada, y será más o menos virulenta en función del comportamiento que tenga cada persona”.

De ahí que además de llamar a la responsabilidad personal y a la prudencia, Esteban Gómez incida en la necesidad de “aprovechar esta ventana de tiempo” entre el descenso de casos en Asturias y la llegada de la tercera ola de la pandemia para tratar de realizar el máximo posible de vacunaciones. “La vacuna son dos dosis y es ideal que en este momento se inyecte la primera para que cuando llegue la tercera ola, dentro de unas tres semanas o un mes, se pueda administrar la segunda dosis y lograr la inmunización de muchas personas”. Aunque también admite que “el suministro es limitado y la logística complicada, por eso es importantísimo no perder oportunidades ni dosis, que equivalen a inmunidad y que cuestan mucho dinero”.

El presidente del Colegio de Enfermería ha participado en reuniones para organizar el proceso de vacunación en Asturias. “Nada está improvisado, porque llevan muchas semanas trabajando en ello. Y nunca habíamos recibido tanta información sobre la administración de una vacuna, además de cursos de formación”, asegura.

Hay unos 50 equipos de vacunación del covid-19, que pueden aumentar en función de cómo evolucione el proceso. En el futuro incluso se podrá administrar la vacuna en los centros de salud, como la vacuna de la gripe. Aunque de momento eso no es posible. “Es tan complejo, que cada dosis de cada vacuna es casi personalizada, y queda registrada en la historia clínica electrónica porque es necesario desde la perspectiva epidemiológica”, señaló Esteban Gómez.

Tanto Braña como Gómez llamaron a confiar en las nuevas vacunas. “La alternativa ya sabemos cuál es”, afirmó el presidente del Colegio de Enfermería.

Compartir el artículo

stats