Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Avilés y el Principado urgen a Madrid la desafectación de los terrenos de la depuradora de Maqua

La amenaza de sanción de Europa preocupa a los gobiernos central y autonómico l La oposición exige responsabilidades políticas

Avilés y el Principado urgen a Madrid la desafectación de los terrenos de Maqua Ricardo Solís

Un auténtico mazazo ha supuesto para el Ayuntamiento de Avilés y el Principado el anuncio de la suspensión de la licitación de la reforma de la depuradora de Maqua, que trata las aguas residuales e industriales de la comarca avilesina y que incumple la normativa europea en materia de vertidos desde que se puso en marcha. Gobierno local y autonómico urgen a Madrid la desafectación de los terrenos (son de Dominio Público Marítimo Terrestre) para poder retomar el proyecto a la mayor celeridad y recuerdan que hay sobre la mesa una amenaza de sanción de la Unión Europea por incumplimiento de la directiva de depuración de aguas residuales. El problema sobre la titularidad de los terrenos a los que apela el Gobierno central (no tienen ningún título habilitante) es conocido desde la década de 1990, antes de que empezaran a construirse las instalaciones (solo tienen derecho de uso al haberse edificado en suelo de Costas).

Desde la consejería de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático reconocieron ayer su “preocupación” por el retraso del proyecto e incidieron en que “la solución tiene venir del Ministerio”. “El Gobierno de Asturias estará muy pendiente de los trámites necesarios para que se ejecute la obra en el menor plazo de tiempo posible, al igual que lo ha estado hasta ahora”, señalaron desde esta Consejería.

El gobierno avilesino exigió a la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, que lidera el socialista asturiano Hugo Morán, que explore “todas las posibilidades para agilizar la renovación de la depuradora”. “Estamos ante un problema jurídico que debe resolverse defendiendo el interés general, y por ello exigimos a la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, así como a las dos direcciones generales implicadas (la Dirección General del Agua y la de Costas), que exploren con la máxima urgencia todas las posibilidades existentes para agilizar el proceso que permita la renovación de la depuradora de Maqua, un proyecto que es fundamental para el correcto funcionamiento del sistema de saneamiento integral de la comarca de Avilés”, manifestó el concejal de Diseño Urbano y Sostenibilidad, Pelayo García. Recordó el edil socialista, además, que “el Ministerio debe tener presente que la adaptación de la depuradora a la normativa europea es un obligación ineludible y urgente, que no permite dilaciones, pues en caso de incumplimiento podría ser objeto de sanciones, como ya está sucediendo en otros emplazamientos” (entre ellos Gijón, con más de cuatro millones de euros de sanción).

Los grupos de la oposición pidieron ayer mismo “responsabilidades políticas” por “el fiasco” de la depuradora. “Es una falta de planificación absoluta después de más de veinte años y una auténtica irresponsabilidad a todos los niveles de la administración. Debería haber informes previos autorizando la obra. Ya se tenía información acerca de la propiedad de los terrenos”, señaló la portavoz de Cambia Avilés (CA), Tania González. Para la confluencia “todo esto ha terminado siendo una chapuza”. “Vamos a exigir responsabilidades en todos los ámbitos y preguntaremos por ello en el próximo pleno municipal”, apuntó.

Para su homóloga en el Partido Popular (PP), Esther Llamazares, “como todos los proyectos importantes para esta ciudad, el de la depuradora de Maqua está cada vez más enfangado”. “Hubo protestas por su mal funcionamiento desde poco después de su construcción. Veinte años después, los problemas continúan. Es inadmisible que, una vez licitada la obra, sean los conflictos entre dos direcciones generales de un mismo Ministerio, dirigidas por un asturiano, las que llevan a Avilés a esperar indefinidamente por la resolución de un problema importantísimo para la comarca. Parece mentira que estemos en esta situación cuando el Gobierno socialista está muy por las normativas europeas en materia de Medio Ambiente”, dijo.

Más dura fue la reacción de la formación naranja. “Los gobiernos del PSOE han hecho perder a esta ciudad casi 20 años desde la inauguración de la estación depuradora de Maqua en 2004. Ya no estamos hablando de incompetencia, sino de ilegalidades. Que el secretario de Estado de Medio Ambiente, el asturiano Hugo Morán, venga a dar la cara a este Ayuntamiento y explique el fiasco. Vino hace años para anunciar humo así que ahora tiene que venir a explicar cómo piensa apagar este incendio”, señaló Carmen Pérez Soberón, concejala de Ciudadanos. La formación pidió ayer por registro que en la próxima Comisión de Urbanismo comparezca la Alcaldesa para dar explicaciones sobre las conversaciones que se han mantenido con la Secretaría de Estado en los últimos meses sobre la EDAR de Maqua, así como los siguientes pasos a dar y las acciones que baraja el Ayuntamiento. Y también movió hilos en Madrid. Registró ayer mismo una petición de información sobre este asunto.

Estupefactos ante la noticia publicada por LA NUEVA ESPAÑA dicen estar en Vox Avilés. “No damos crédito a esta situación. Tal descoordinación entre organismos de un mismo ministerio no es de recibo. Si la catalogación del EDAR es de Dominio Público Marítimo como bienes valiosos esto tendrían que saberlo desde el primer momento y también el contenido de la sentencia del Tribunal Supremo de hace dos décadas. Tendrían que haber empezado por regularizar la modificación de la categoría del suelo ”, opinó el edil Gerardo González.

Desde Los Verdes-Equo (formación sin representación municipal) ven “imprescindible depurar responsabilidades políticas para poder pasar página en Avilés y en Asturias”. “Se construyó una depuradora de forma irregular, en terrenos donde no podría ser y además nunca cumplió debidamente su función. Tal como están las cosas, es posible que sea mejor buscar una nueva ubicación para la depuradora y hacer una planta con todas las garantías técnicas y legales, aprovechando las aguas bien tratadas para restaurar marismas”, planteó su portavoz, David Díaz.

Compartir el artículo

stats