08 de noviembre de 2010
08.11.2010
Carreño

El triunfo del espíritu

Los Gorilas ha formado deportistas y, sobre todo, personas

08.11.2010 | 01:00
El triunfo del espíritu

Se refería Amando Prendes, presidente y cofundador de Los Gorilas en una entrevista concedida a un diario regional en 1984, al ambiente social de Candás, diciendo: «En la villa, como en todos los lados, hay porros», argumentando que por ese motivo «cogemos a los chavales desde los 7 años». Quien conoce a Prendes sabe de su obsesión por la formación de la persona antes que del deportista, y eso se ha contagiado a cada integrante del club.


El programa de actos con motivo del 50.º aniversario de la entidad, que acaba de concluir con la presentación del libro conmemorativo que recoge su historia, ha conseguido cumplir dos objetivos. El primero de ellos es el de poner -donde deben estar- los nombres de todos aquellos hombres y mujeres que engrandecieron el nombre de Candás y Carreño fuera de sus fronteras. Son nombres que forman parte de la prehistoria del deporte español. Son anteriores a los de Rafael Nadal, Pau Gasol, Fernando Alonso o Andrés Iniesta.


Son nombres como los de Herminio Menéndez, Moncho Palmeiro y Luisa Álvarez los que hace décadas compartían el protagonismo deportivo del país con los de Ángel Nieto o Severiano Ballesteros. Y aquéllos eran todos de Candás. Parafraseo de nuevo a Prendes cuando el pasado viernes respondió a los que se maravillaban de hasta donde había llegado el club para celebrar su aniversario: «Todo lo hemos hecho con gente de Candás, porque en Candás tenemos de todo, y somos capaces de todo». El orgullo candasín ha sido junto con la educación la otra seña de identidad de Los Gorilas a lo largo de su existencia.


En Los Gorilas hay una máxima: lo primero de todo es estudiar, y antes de eso entrenar. Y haberla llevado a cabo durante medio siglo es lo que les ha hecho diferentes al resto. No es un equipo deportivo, sino un equipo humano, donde desde 1960 se han formado al mismo tiempo campeones, y hombres y mujeres de bien.


Hay muchos ejemplos de la lección de vida que se imparte en el equipo de Candás, como la insistencia de Amando Prendes con las vestimentas de entrenamiento de sus grandes campeones: «Ven con el pijama más andrajoso que tengas, y que lo vean los pequeños». Cuando un campeón del mundo y triple medallista olímpico como Herminio Menéndez sube al estrado del teatro Prendes, como el pasado viernes, en el acto de clausura del cincuentenario del club, y dice que «todo lo que soy como persona me lo han dado Los Gorilas», uno se da cuenta de que el mayor triunfo de esos cincuenta años de piragüismo no ha sido el deportivo, ha sido el triunfo del espíritu.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook