06 de agosto de 2012
06.08.2012
La Nueva España

El tráfico de coches en el muelle de Candás provoca las quejas de los peatones

Los vecinos sostienen que el tránsito de vehículos hasta el aparcamiento del puerto es incompatible con el de personas

06.08.2012 | 02:00
Un coche se dirige al aparcamiento del muelle de Candás, entre los peatones.

Candás, Braulio FERNÁNDEZ


El tráfico de vehículos por el puerto de Candás ha provocado la queja de los vecinos de la villa, que han denunciado la situación ante el Ayuntamiento de Carreño. Desde que se habilitó la explanada del muelle como zona de aparcamiento público, y principalmente en los meses de verano, el tránsito de coches por la zona se ha intensificado, llegando a dificultar el paso de los peatones, principalmente, los fines de semana.


Especialmente delicada es la situación cuando se produce algún evento en la explanada del muelle, como la recién finalizada feria de la conserva o la de las fiestas de San Félix.


La queja de los peatones se centra en que con el paso de los coches a penas se deja espacio para los viandantes, poniendo en peligro su integridad física. La situación ya había sido advertida por un informe policial antes de la creación de las plazas de aparcamiento, el pasado otoño, señalando que con la llegada de la temporada estival y la mayor afluencia de visitantes «el tráfico de vehículos y personas» sería «problemático».


El principal problema tiene que ver con la estrechez que existe entre las terrazas de los bares del muelle y el borde del dique, que no llega a los cuatro metros. Según indican desde la policía local, no es propicio que se unan en ese tramo, de más de 25 metros, peatones y vehículos, aunque vayan de uno en uno.


El nuevo aparcamiento del muelle y su sistema informático, que lleva un contador de plazas para permitir el acceso libre de los coches al muelle, se encuentra en funcionamiento desde el pasado otoño en Candás.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído