Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

xxxi SALÓN DE TEATRO COSTUMBRISTA ASTURIANO

Una sólida noche de sainetes en Candás

El trabajo cómico de la compañía “Carbayín” destacó en una sesión con participación también de los grupos “La Farola”, “La Cruz de Ceares”, “Les Ayalgues” y “Rosario Trabanco”

Una sólida noche de ssainetes | JOSÉ RAMÓN OLIVA Y NACHO FERNÁNDEZ, EN LA PRESENTACIÓN “LA NUECHE DE SANIETES”, EN CANDÁS. | G. B.

“La nueche de sainetes” está consolidada. Se trata de una entretenida propuesta en la que el XXXI Salón de Teatro Costumbrista Asturiano de Candás, que patrocina LA NUEVA ESPAÑA, acoge a varias compañías la misma noche para poner en escena divertidas piezas de teatro. Este año intervinieron cinco grupos, tres de los cuales no participaron en el Salón del pasado año a causa de la pandemia. Se trata de “La Farola” y “La Cruz de Ceares”, de Gijón; y “Les Ayalgues”, de Carreño, que tuvieron muy claro que en esta edición debían regresar a su cita con el teatro Prendes. “La nueche de sainetes” contó esta vez con música en directo a cargo del peculiar grupo “Pates Puerques” y la presentación del actor Nacho Fernández. Y es que la compañía “Carbayín” fue la encargada de dar paso al resto de grupos que representaron los sainetes a golpe de música y mucho humor. Su propuesta fue plantear una hipótesis: qué hubiera pasado si “Les Luthiers” hubieran sido asturianos. “Teatro Carbayín” y Nacho Fernández animaron al público entre risas y buen ritmo al tiempo que rindieron homenaje a los artistas y geniales humoristas argentinos. Precedidos de originales y simpáticas presentaciones interpretaron –con música y voz en directo– varias adaptaciones originales como “Cumbiadiella (la cumbia cosadiella)”, “La bachata de la mío chata”, “Ramón rockvistíu” y hasta un “Vals desplicativu” que bailaron el presentador, Nacho Fernández, y José Ramón Oliva y desató la carcajada del público que aplaudió con ganas cada propuesta musical.

La actuación de los intérpretes de “Carbayín” fue lo mejor de la noche de sainetes en la que propuestas del resto de compañías estuvieron más flojas, salvo la que protagonizaron Lisardo Suárez y Chema Puerto, del grupo de teatro “Rosario Trabanco”, de Gijón. Ambos protagonizaron “Xuacu busca criáu”, historia en la que un paisano de aldea quiere explotar a un joven para que trabaje a su servicio, aunque el resultado no es el que esperaba. La sintonía entre ambos actores y la vis cómica tanto de Lisardo como de Chema convencieron al público que no dejó de reírse hasta el final de la pieza. También resultó simpático el sainete “La quiniela”, de José Ramón Oliva y que puso en escena el grupo de teatro “La Farola”, de Gijón, aunque es posible que no enganchara al público como se esperaba de un texto como el elegido. Eso sí, María Emilia Rodríguez Montes y José F. Mayo gustaron e hicieron una buena puesta en escena. Simpáticas y originales estuvieron las actrices de “Les Ayalgues”, de Carreño en su breve intervención de este año, aunque las echamos de menos en una obra que seguro ensayarán en próximas ediciones.

En esta ocasión representaron “Las canciones de nuestra vida” en la que trataron de demostrar que las letras de conocidos temas musicales sorprenden si decidimos analizarlas.

Quienes no seleccionaron bien el sainete fueron los gijoneses de “La Cruz de Ceares”, que interpretaron con poco acierto “A pol piensu que tendo fame”, escena en la que se representa a un matrimonio machista a la hora de comer.

Por otro lado, el XXXI Salón de Teatro Costumbrista de Candás acoge a las once de esta noche es el estreno de “Tragaderes”, de Segis Meana y a cargo del grupo “Chanclos Asgaya”, de Oviedo que él mismo dirige y protagoniza entre un amplio elenco de intérpretes.

Compartir el artículo

stats