La "Y" de Bimenes, que costó 159 millones, no arranca tras una década en servicio: solo suma un tercio del tráfico previsto

La vía esperaba contabilizar 7.000 coches al día y solo suma 2.000, por debajo de carreteras como la de Villoria

Un coche en la carretera de Bimenes.

Un coche en la carretera de Bimenes. / Miguel Á. Gutiérrez

Miguel Á. Gutiérrez

La "Y" de Bimenes –la vía rápida que conecta el Corredor del Nalón con la Autovía del Cantábrico– cumple un década en servicio y no acaba de arrancar. Se ha estancando en los 2.000 vehículos al día y sigue lejos de las expectativas iniciales que despertó una carretera que costó 159 millones de euros. Según el último informe del mapa de aforos elaborado por el Principado, correspondientes a 2022, la infraestructura solo contabiliza el paso de 2.021 vehículos al día en el tramo que discurre por San Martín del Rey Aurelio. A la altura de Martimporra transitan 1.811 y en el tramo de Lieres, donde la "Y" de Bimenes enlaza con la autovía del Cantábrico, el número de vehículos que utilizan diario la vía rápida pasó es de 2.517.

Son cifras muy alejadas de las estimaciones de partida que había para la calzada, que preveían una intensidad de 7.057 vehículos cada día, tres veces más de lo que hay ahora. Además, la carretera está por debajo de carreteras locales como la de Villoria, con 2.594 vehículos diarios. La carretera de Santo Emiliano, entre Sama y Mieres, soporta un tráfico de 2.126 coches al día.

La denominada "Y" de Bimenes comenzó a funcionar en julio de 2013, tras padecer múltiples retrasos y sobrecostes. El gasto final fue de 159 millones de euros (45 en sobrecostes), procedentes, sobre todo, de los fondos mineros. La apertura al tráfico tuvo lugar después de nueve años en obras. Esta infraestructura conlleva un ahorro de unos diez minutos para desplazarse en coche desde el valle del Nalón hasta la Autovía del Cantábrico.

Licitación

La carretera había empezado a licitarse en el año 2003, con Vicente Álvarez Areces como presidente del Principado. La evolución de la circulación en los diez años que la vía lleva en servicio se ha mantenido estable, con ligeras fluctuaciones. La cifra de lo 2.000 vehículos de media ha sido la barrera, sin que haya logrado despegar de ahí. En el último mapa se aforos se constata que el tramo que discurre por San Martín del Rey Aurelio incluso ha pedido tráfico, ya que se pasó de los 20.49 vehículos en 2021 a los 2.021 del ejercicio siguiente. Por contra, creció en un centenar de vehículos el volumen de coches en Martimporra y Lieres.