Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión sobre España, el Oviedo y el Sporting: Un buen trozo de realidad

La España de Luis Enrique se quedó a medias con la gran Alemania. No todos los días van a ser como el de Costa Rica, y menos ante una selección que casi siempre rinde se llamen como se llamen sus jugadores.

Morata celebra el gol ante Alemania en Qatar 2022 KAI PFAFFENBACH

El Mundial del cinismo, el de los maletines para comprar votos, voluntades y tal y tal, sigue a pleno rendimiento. La España de Luis Enrique se quedó ayer a medias con la gran Alemania. No todos los días van a ser como el de Costa Rica, y menos ante una selección que casi siempre rinde se llamen como se llamen sus jugadores. Un punto nunca viene mal, aunque mejor hubiera sido el éxito total. Pero nadie dijo que esto fuera a estar chupado a pesar de lo fácil que es en este país pasar de la euforia más desmedida a una depresión posparto de caballo. Por eso no viene mal de vez en cuando un pequeño baño de realidad para mantener lo piececitos en el suelo y dejar volar la imaginación lo justo y necesario.

Mientras, en la madreñina furgolística las cosas marchan a su ritmo. Lo que hay que ir pidiendo a Papá Noel o a los Reyes Magos como esto siga así será una nueva almohada y otro pijama, más que nada para ir variando el modelo. En la casa azul el Almirante Cervera ha dado con la tecla a costa de ofrecer pequeñas dosis de espectáculo. Ante el Mirandés, tres puntos con jugada y media. Eficacia máxima y los puestos de peligro que se alejan, se alejan, se alejan. Queda ahora que la enfermería oviedista se vaya vaciando y ver qué pasará en el mercado de invierno con los refuerzos, si permitirán al Oviedo dar ese salto hacia delante y soñar con meter la cabeza en los puestos de arriba.

Por su parte, el Sporting sigue sin vencer. El viernes sumó un punto en Huesca que no debería ser malo si de una vez se comienza a ganar en El Molinón, que ya toca. Del partido en El Alcoraz mejor no hablar porque hay poco que contar. Lo previsto cuando el equipo que está enfrente es entrenado por el Cuco Ziganda, uno de esos técnicos cuyo plan empieza por sentar las bases para que en los partidos ocurran pocas cosas, ¿oyisti, güey?

Compartir el artículo

stats