Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo edificio del Hospital de Cabueñes de Gijón se conectará provisionalmente al de consultas externas

La obra se inicia con movimientos de tierra, que durarán semanas por el suelo de roca | La compra de la última finca del plan, pendiente de "flecos"

30

EN IMÁGENES: Las máquinas entran al Hospital de Cabueñes, que inicia su gran ampliación Marcos León

Ya se ven las máquinas en Cabueñes. El hospital de referencia del área sanitaria V (que incluye Gijón, Carreño y Villaviciosa) inició ayer su ansiada obra de ampliación para levantar junto al actual complejo un gran edificio de ocho plantas, dos de ellas soterradas, y que se conectará en esta primera fase, de forma provisional, al actual área de consultas externas. En la segunda fase, que incluye el derribo de este último inmueble, se acometerá la conexión definitiva del nuevo edificio a un ala de hospitalización. Así lo explicó ayer el jefe del servicio de Obras de la consejería de Salud, Jesús Menéndez, que recorrió ayer el recinto de obra junto al consejero Pablo Fernández, la alcaldesa Ana González y los responsables locales de Salud Pública, Óscar Veiras, y el de gestión económica, Fernando Mancheño. Por el momento, la obra se centra en movimientos de tierra para adecuar el terreno y en labores de excavación que, aclaró Menéndez, durarán "semanas" porque el duro suelo de caliza de la finca elegida implica cavar en varias zonas de roca. "Se dará un vuelco total a la atención sanitaria del área V", aplaudió la Regidora. Fernández, por su parte, aseguró que las "molestias" al personal sanitario serán mínimas y que solo habrá "incidencias puntuales" cuando las labores estén más avanzadas.

Por la izquierda, Jesús Menéndez, Óscar Veiras, Ana González y Pablo Fernández, ayer, en la zona de ampliación del hospital. A la izquierda, los primeros movimientos de tierra para adecentar la finca, con uno de los laterales del actual hospital al fondo. | Marcos León

Aclaró Menéndez que esta tranquilidad será más palpable durante varias semanas, aunque pronto comenzarán las labores de excavación y eso implicará la entrada y salida de camiones con tierra que sí podrán generar momentos de ruido. "Estos días habrá poco, pero ya se está estudiando con el Ayuntamiento distintas posibilidades sobre sus accesos. No está cien por cien cerrado, pero intentamos que la decisión sea la menos molesta para el hospital y su entorno", concretó el jefe de obra, que aclaró que otros de los asuntos que se están estudiando es qué hacer con la media docena de árboles que luce ahora la parcela. Explicó que la primera impresión es que son árboles "sin valor" y que se podrían talar sin problemas, aunque de detectarse el espacial valor de alguno de ellos podrían trasplantarse a un vivero.

El macroproyecto, adjudicado a la UTE formada por FCC y Los Álamos y valorada en 79 millones de euros, terminará esta primera fase en enero de 2025. Los obreros, mientras tienen a su disposición varias de las aulas modulares que el hospital instaló en pandemia para suplir la falta de espacio y dar cobertura a su personal administrativo, trasladado ahora a uno de los sótanos del complejo, por lo que estas aulas se usan como cómodas casetas de obra. El único cambio relevante para el personal hasta ahora ha sido la pérdida de plazas de estacionamiento, aunque apenas rondan la decena entre las que había junto a Rehabilitación, ahora ocupada por las aulas modulares, y los pequeños huecos que se aprovechaban en el entorno de la finca ahora en obras.

El nuevo edificio de Cabueñes se conectará provisionalmente al de consultas externas.

El otro escollo que queda por resolver y que se espera dejar cerrado este mandato son los accesos. En concreto, falta por ubicar con exactitud una de las glorietas que se proyectan en el entorno del hospital. "Se está decidiendo la ubicación, pero son detalles mínimos. Pero sí es nuestro objetivo dejarlo decidido cuanto antes", señaló la Alcaldesa, que destacó que tras su ampliación el hospital "se podrá circunvalar" y tendrá varios accesos, aligerando los momentos de tráfico que presenta ahora en horas punta. Destacó también la Regidora el futuro aparcamiento soterrado, con unas 1.300 plazas, "porque liberará mucho espacio" en los actuales aparcamientos en superficie, "que se destinarán a zonas verdes".

El Ayuntamiento, por último, está pendiente también de hacerse con la última finca del entorno de Cabueñes que sigue en manos privadas y que el Principado ve necesaria para completar el trazado de viales. Ana González explicó que prefiere lograr ese terreno por permuta y no por compra, pero que "el objetivo es conseguirla", así que tampoco se descarta. El gobierno local retomará las gestiones el mes que viene, para "cerrar los flecos" que quedan en una negociación "avanzada". "El hospital se había quedado fuera de la modernidad. Hoy (por ayer) es otro de esos días en los que Gijón cambia la tendencia de los últimos años y las cosas largamente prometidas empiezan a ser una realidad", concluyó.

Compartir el artículo

stats