Vandalismo en una de las estatuas más conocidas de Gijón. La figura del emperador romano Octavio Augusto, ubicada en el Campo Valdés, junto al museo de las Termas Romanas y mirando a la bahía de San Lorenzo, ha sido manchada con pintura de color amarillo. En la imagen, la escultura, con las marcas de pintura en su parte inferior y en las dos piernas.