Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fernando Losada

La "politiquería"

Sobre el adiós de la Alcaldesa y su gestión de gobierno

La sensibilidad política es uno de los aspectos fundamentales de la Cultura, y eso, la política, sí debe ser recogida en los medios de comunicación. Pero la política. No la "politiquería".

Que unas personas disputen para seguir ocupando parcelas de poder, es "politiquería", es comercio y eso no deberían recogerlo los medios de comunicación, como lamentablemente ocurrió exagerada y machaconamente con los partidarios de la alcaldesa de Gijón y quienes buscaban utilizar un proceso democrático al proponer primarias, para que honradamente decida la militancia con su voto.

Que la alcaldesa de Gijón (ahora el perejil de todas las salsas, capaz de salir dos veces en la misma foto) y sus interesados seguidores, encontraron a diario sitio preferente en los medios para continuar su propaganda, además de una paliza para lectores, oyentes y televidentes, es una muestra clara del "respeto" de los medios hacia amistades ó colaboraciones de cualquier tipo, con las que se cede a la "politiquería".

Que la alcaldesa es poco apreciada por la mayoría de gijoneses, incluyendo a compañeros de partido, es una evidencia, por muchos adláteres agradecidos que salgan en su defensa.

Ella fue quien se lo ganó a pulso permitiendo la política de movilidad del bolchevique Martín, con sus dictatoriales prohibiciones, sus vergonzantes apariciones a nivel nacional acusando a violadores que resultaron inocentes, la increíble abolición de los toros (excusándose en el mentiroso estado de El Bibio) la división y enfrentamiento entre zonas o los inconcebibles insultos a los "animales irracionales" (hombres) por citar alguna perla.

La soberbia y la prepotencia se repite, otra vez, desde el Ayuntamiento con su permiso. Tras la sentencia que obligó a la apertura del Muro al tráfico, el edil de Movilidad decidió sin ninguna causa justificada "saltársela a la torera" y cerrar ¡cinco días, cinco, el cascayu en la Semana Grande!

Ahora, el obstinado edil, que manda y ordena en la ciudad con seis mil votos, castiga con otro doble cierre el Muro, para una exhibición de patinaje por la mañana, paseo de bicis adaptadas biciescuela y ajedrez gigante. ¿No habrá lugares y parques donde hacerlo ¿Les suena la palabra prevaricar? ¿No les parece chulería y gana de perjudicar?

Mientras, otro varapalo. El Juzgado abate su proyecto de suprimir el anillo navegable de manera permanente en el río Piles, dando la razón al Grupo Covadonga, a cuyos socios miserablemente castigó, cerrando durante un tiempo el aparcamiento de Las Mestas.

Gijón, los gijoneses, con ustedes en el Ayuntamiento, hemos perdido tres años en los que no hubo más que promesas incumplidas y "politiquería". "Barullu" incluido de un Presidente, en cuya agenda no apareció Gijón, defensor y partidario de la alcaldesa, sometido y sumiso con Ferraz. Paz, Carmen, "porfi", volved.

Compartir el artículo

stats