25 de abril de 2018
25.04.2018

Los peregrinos aumentan en primavera y llenan ya los albergues del Camino interior

"Es necesario que abran más para el año santo, la llegada será masiva", alerta Laureano García, presidente del colectivo de la ruta primitiva

25.04.2018 | 04:01
Los hospitaleros del Camino Primitivo asistentes a la reunión celebrada ayer en Tineo.

Los responsables de los albergues asturianos del Camino de Santiago Primitivo se reunieron ayer en Tineo, a propuesta de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago Astur-Galaico del Interior, para compartir experiencias a las puertas de iniciar la campaña más intensa de recepción de peregrinos del año.

Aunque la gran afluencia de caminantes se espera en los próximos meses, los hospitaleros presentes en la reunión, unos 18, aseguran que desde hace 15 días ya se está notando la llegada de peregrinos y las instalaciones comienzan a llenarse. Laureano García, presidente de la asociación, matiza que esta primavera hay un incremento respecto del año anterior, cuando se calcula que se realizaron 14.000 pernoctaciones.

Este atractivo del Camino de Santiago ha hecho proliferar numerosos albergues de iniciativa privada, mayoritarios a lo largo del trayecto por el interior. No obstante, la asociación tinetense considera que habría cabida para más, sobre todo pensando en la celebración del próximo año santo en 2021. "Es necesario que nazcan más albergues, para 2021 se espera que la llegada de peregrinos sea enorme y con la oferta actual no seríamos capaces de acogerlos", confiesa. Estos buenos datos le hace pensar que el trabajo que se ha hecho durante años para recuperar el Camino Primitivo "está empezando a repercutir en la sociedad y la iniciativa privada apuesta por ello".

Entre los temas abordados, la primera propuesta que se plantearon poner en marcha fue la de realizar un grupo de comunicación directo para intercambiar información entre los 23 albergues que hay distribuidos entre Oviedo y Grandas de Salime. El objetivo de la iniciativa es poder avisarse entre ellos mismos ante la llegada de caminantes conflictivos, grupos excesivamente numerosos para buscarles alternativas de alojamiento e incluso con el fin de facilitar a los peregrinos información o ayudarles a localizar objetos perdidos.

Además, los hospitaleros también pusieron sobre la mesa la necesidad de poder realizar un curso de idiomas ante la cantidad de extranjeros que cada año realiza el camino.

La limpieza, comodidad y tener agua caliente para ducharse son las principales demandas que reclaman los peregrinos en un albergue, pero desde la Asociación de Amigos del Camino de Santiago Astur-Galaico del Interior, su presidente les incita a ser más que un lugar de paso y de descanso. "Muchos ya lo están haciendo, pero es importante que los albergues sean lugares de información y de encuentro en el Camino, donde los peregrinos no vayan allí simplemente a dormir o ducharse", señala. Asimismo, García les da a los hospitaleros el papel de "policías del camino". "Tienen que estar vigilantes de los peregrinos que van pasando y de las incidencias que hay en el entorno, desde una fana, acumulación de agua a falta de señalización", apunta.

Precisamente sobre señalización hablaron ayer en la reunión al aprobar el Consejo Jacobeo un reglamento definitivo para el Camino de Santiago a nivel nacional y coincidente con el resto de Europa. "Por fin se va a unificar la señalética de todas las comunidades autónomas, la concha va a quedar como emblema del camino y lo que realmente va a servir para dirigir al peregrino será la flecha amarilla", explica Laureano García.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine