Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ya es Navidad en Covadonga

El real sitio acogió ayer la inauguración del tradicional belén de 130 piezas, que este año regresa al túnel de acceso a la santa cueva

El abad de Covadonga, Adolfo Mariño, bendice el belén del real sitio instalado ayer a la entrada de la santa cueva. | J. Q.

La Navidad comienza a tomar forma en Covadonga, que estos días recibe una gran afluencia de visitantes con motivo del puente de la Constitución. Para inaugurar estas fiestas, el real sitio acogió ayer la bendición de su monumental belén de 130 piezas, que este año regresa al túnel de entrada de la santa cueva, como era tradición antes de la pandemia: "Era un reclamo, la gente quería que volviera a la cueva", afirma el Sacristán, José Ángel Vecino, encargado de instalar el nacimiento desde hace ya 18 años, herencia que ha recibido de su padre y de su tío. Una tarea que no en vano le ha llevado 21 días y en la que han colaborado algunos vecinos de la zona.

Con ocho metros de ancho y seis de profundidad, el belén incorpora novedades, como nuevas viviendas, un riachuelo, un ángel que gira 360 grados sobre sí mismo, y una carpa de plástico y aluminio como protección de la estructura que evitará que se filtre la humedad y deteriore las figuras. Con todo, a este nacimiento de Covadonga no le falta detalle, aunque sí un protagonista esencial: el niño Jesús, que se colocará el día 24 de diciembre.

A este belén se suman otros dos que se ubican en la casa de ejercicios y en la Escolanía, elaborados, respectivamente, por las hermanas de Santa María del Corazón de Jesús y las Carmelitas Mensajeras del Espíritu Santo. Los tres nacimientos podrán contemplarse hasta mediados del mes de enero.

Su inauguración, ayer, contó con la bendición del abad del santuario, Adolfo Mariño, al que acompañaron las hermanas y el sacristán, Tomás Camblor, que deleitaron a los asistentes con la interpretación de una serie de villancicos tradicionales.

En cuanto a la iluminación navideña del Real Sitio, el Abad confirmó que espera que todo esté terminado para el fin de semana, aunque de noche ya se aprecia una estampa muy navideña: "La Navidad aquí es muy bonita y entrañable. El santuario y el pueblo de Covadonga con las casas iluminadas ya parecen un auténtico belén".

Compartir el artículo

stats