La Fiscalía asturiana mantuvo ayer la petición de ocho años de inhabilitación para ejercer un cargo público a los dos exconcejales de Llanes juzgados por la adjudicación de un contrato de cartografía en 2014 a la empresa de ingeniería de un militante socialista, que sería elegido edil del PSOE posteriormente en las elecciones municipales de 2015. El juicio se celebró ayer en el juzgado número dos de lo Penal de Oviedo.

Los dos acusados, José Manuel Herrero, que era concejal de Urbanismo, y Esther Bustillo, que era la responsable de Contratación, declararon en la vista que no tenían competencias para adjudicar ese contrato y rechazaron haber intervenido para favorecer a la ingeniería de Omar Lázaro.

Las defensas de los dos encausados solicitaron la libre absolución. mientras que la acusación particular, ejercida por la Agrupación de Vecinos y Amigos de Llanes (AVALL), se sumó a la petición de inhabilitación solicitada por la Fiscalía al considerar que en esa procedimiento se saltaron los requisitos de publicidad y se fraccionó el contrato.