14 de mayo de 2017
14.05.2017

Recreo informático en el Calatrava

Más de cien escolares juegan en el Palacio de Congresos con la realidad virtual, el 3D y los lenguajes de programación en el "Scratch day"

14.05.2017 | 02:33

Videojuegos, robots, yincana y, sobre todo, diversión. El Palacio de Congresos de Oviedo (Calatrava) acogió ayer la celebración del "Scratch day", un evento que se celebra cada 13 de mayo en todo el planeta y que este año ha llegado por primera vez a Asturias. El protagonista de la jornada fue el "Scratch", un programa desarrollado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) para que los niños y adolescentes se acerquen al lenguaje de programación con el que se crean páginas web o videojuegos. Y a su alrededor se ofrecieron ponencias y celebraron talleres en una mañana que reunió a 110 niños de 4º, 5º y 6º de Primaria de siete colegios distintos de la región. "'Scratch' es muy sencillo, a los alumnos les encanta y se hacen cosas muy chulas", señaló Nieves García una de las profesoras de Aulablog, organizadora del evento junto a la consejería de Educación y en colaboración con la Red de Formación del Profesorado de Asturias.

El programa desarrollado por el MIT sirve para realizar presentaciones o gráficas animadas, y los estudiantes participantes ocuparon un rato de la mañana en mostrar los trabajos que han desarrollado utilizándolo. Así, los colegio públicos San Pedro de los Arcos (Oviedo), El Carbayu (Lugones), Lloréu (Gijón), Maliayo (Villaviciosa), José Luis García Rodríguez (Piedras Blancas), Ablaña-La Pereda (Mieres), y Jesús Neira (Pola de Lena), que montaron también varios stands para mostrar sus proyectos tecnológicos, se fueron cediendo el turno de presentación. También estaba invitado el colegio de Villayón pero no pudo acudir a la cita. Tras las exposiciones llegó el turno de los talleres, en los que la realidad virtual fue una de las protagonistas.

"Solo me he mareado un poquito al final", señaló Claudia Poladura tras quitarse las gafas que la habían llevado de viaje por el interior cuerpo humano. La estudiante del instituto gijonés Emilio Alarcos acudió al Calatrava acompañando a su hermana, alumna del Lloréu. "La experiencia está muy chula", señaló tras ceder el puesto a uno de los niños que guardaba cola. "Los niños van dentro de una nave viajan por las venas y llegan al corazón. En ocasiones aparece algo de colesterol y les comentamos que el señor se ha alimentado mal", explicó con una sonrisa Pablo Expósito, de Okinaki, empresa alojada en el vivero de La Corredoria y responsable de la aplicación que disfrutaron los pequeños.

"Muy bien, ya está. ¿A que no te ha dolido?", preguntó, no muy lejos, Álex Muro, de 3D Room Made, a Alicia López, del colegio público Jesús Neira. Lo hizo tras girar a su alrededor escaneando su cara para imprimir después una réplica. "Va a hacer una pieza igual a mí en 3D", dijo después la alumna de 5º de Primaria: "Me parece muy divertido".

El evento contó también con una yincana organizada por los alumnos de la facultad de Formación del Profesorado de la Universidad de Oviedo y un taller para padres de la Escuela de Ingeniería Informática de Oviedo. Y muchos progenitores, como Alfredo Mogollón, padre de un alumno de 5º de Primaria del colegio San Pedro de los Arcos, se animaron también a disfrutar. "Este tipo de programas abre la mente a la creatividad y fomenta el interés de los niños por la informática", opinó el progenitor.

El "Scratch Day", organizado para toda la familia, contó con la participación de María Vallina, jefa del Servicio de Orientación Educativa y Mercedes González, concejala de Educación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído