Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El café Dólar vuelve a resucitar con 127 años

El local del célebre cafetón ovetense, que cerró en 2018, reabre la próxima semana enfocado a la comida gallega

La fachada del local del Dólar, ayer, en la recta final de su rehabilitación. | Irma Collín

Tras cuatro años cerrado y con un pasado centenario, el local del mítico cafetón ovetense Dólar en la plaza Porlier está a punto de reabrir de nuevo sus puertas, pero sustituyendo, esta vez, los cafés y los dulces carbayones por "pulpo a feira" y "choquiños". El local, que ha sido siempre lugar de tertulias y reuniones y en su larga vida ha superado varias resurecciones, se prepara ahora para una nueva transformación y convertirse, a lo largo de la próxima semana, en un restaurante de cocina gallega.

El café Dólar fue uno de los bares más emblemáticos de todo Oviedo. Su origen se remonta a 1895, hace 127 años, cuando Marcelino Suárez abrió el establecimiento con el nombre de Casa de Marica Uría, un restaurante que servía sobre todo fabada, carnes del país y buena sidra. El Dólar, en realidad, no tuvo ese nombre hasta mediados del siglo XX.

A comienzos de 1962 se hizo cargo del local Manuel Rodríguez, de Tineo, que lo tuvo como restaurante a la carta hasta 1971, y desde ese entonces lo dirigió por su hijo, Alfonso Rodríguez, quien le dio forma de cafetón clásico hasta su cierre, en 2018.

El nuevo local acogerá ahora un restaurante de la franquicia gallega Benboa, que abre su primer negocio fuera de la comunidad vecina en un espacio privilegidado de la ciudad, a pocos metros de la Catedral.

Una imagen del café en 2010.

Loli Regueira, encargada de marketing de la cadena gallega que se instalará ahora en Oviedo explica que su grupo siempre ha buscado locales y ubicaciones especiales. "Nuestro primer local nació en un antiguo almacén de salazón, en la localidad marinera de Corrubedo, así que en esta ocasión no podía ser menos por nuestra parte que recuperar la actividad nuevamente de lo que fue el café Dólar de la plaza Porlier. El hecho de instalarnos en locales cuya ubicación guarda cierta historia nos hace sentir que mantenemos ese lugar con vida", explicaba ayer a este periódico.

Con esta nueva resurección, el Dólar amanecerá bajo un aspecto muy distinto al del viejo cafetón que fue en su última etapa. El restaurante gallego estará ambientado como si de una taberna marinera se tratase, vinculado a su carta con productos del mar.

El nuevo local abrirá sus puertas el próximo miércoles 17, con la intención de ofrecer a los carbayones, explica Regueira, una "exquisita degustación de la cocina gallega mezclada con lo mejor de Asturias".

Pese a la remodelación del restaurante gallego, el viejo café Dólar seguirá siendo recordado como uno de los bares más agradables de todo Oviedo. Pero ahora, con una carta mucho más marinera.

Compartir el artículo

stats