Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canteli valora San Mateo: "Son las fiestas que prometimos para Oviedo, ha habido ríos de gente"

El Alcalde, "muy feliz" por el resultado de los festejos locales, ve inviable una marcha atrás para volver al modelo de los chiringuitos

Alfredo Canteli: "San Mateo ha sido un éxito y el que no lo vea lo siento por él"

Alfredo Canteli: "San Mateo ha sido un éxito y el que no lo vea lo siento por él" VÍDEO: Amor Domínguez/ FOTO: Irma Collín

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Alfredo Canteli: "San Mateo ha sido un éxito y el que no lo vea lo siento por él" José Luis Salinas

Son las dos de la tarde en la plaza de España de Oviedo y Javier Batalla, directivo de la Sociedad Ovetense de Festejos (SOF), se esmera echando culines de sidra. Mateín, icono de las fiestas de San Mateo, le tira también un cable. El alcalde Alfredo Canteli es de los primeros de la Corporación municipal en probar el caldo asturiano –que este año sustituía al vino para los socios de la SOF– y en darle un bocado al bollo preñao. Pasado el trago, a la hora de hacer una valoración de los festejos, a los que en su último suspiro la oposición también atizó, va directo al grano. El regusto es bueno. "Son las fiestas que prometimos para Oviedo. Han sido un éxito, la participación ha sido altísima. Ha habido ríos de gente por las calles", señala rodeado de la mayor parte de su equipo de Gobierno y acompañado en todo momento de su mujer, Marta Suárez. Reconocía el regidor ser "un hombre feliz" porque ha visto a la gente "disfrutar mucho de estas fiestas, que han supuesto un gran esfuerzo para el Ayuntamiento y que han resultado extraordinarias".

Respondió casi una por una a las críticas que le había hecho la oposición. Una fue la falta de gente por las calles. "No tengo cifras cerradas en La Ería, pero fueron más de 40.000, la participación fue altísima". Las críticas llegaron a arreciar tanto que el pasado viernes hubo una manifestación en la plaza del Ayuntamiento para pedir un nuevo modelo de gestión de los festejos. Más parecido al que había antes. "Estoy un poco desconcertado. Dicen que los extremos se tocan, nunca vi una manifestación de dos partidos antagónicos juntos (en alusión a Vox y Somos). Ni entiendo que un partido que aspira a la alcaldía de Oviedo tenga que venir con refuerzos de Gijón a esa protesta. Me da pena porque esto es más serio. Deberían de comportarse de otra manera".

Alfredo Canteli brinda con Felipe Díaz Miranda. | Irma Collín

Otra crítica. Los chiringuitos. No volverán, garantizó Canteli. Y fue bastante tajante. "Ya en campaña dije que aquellos chiringuitos no iban a seguir en Oviedo si era alcalde. Hablan de una privatización de las fiestas, pero han estado 40 años privatizadas, siempre para los mismos. Ahora hay un sorteo a nivel nacional para que todos los hosteleros puedan participar". Aunque también hizo algo de autocrítica. "Habrá que cambiar cosas, alguna cosilla cambiaremos, pero estas son nuestras fiestas y son las que prometimos para Oviedo".

El día festivo fue aprovechado por algunos políticos municipales para hacer reflexiones de cara al futuro. Nacho Cuesta, primer teniente de alcalde, aún no mira al horizonte las elecciones municipales de 2023. "Me veo trabajando seguramente por Oviedo y es el momento de dedicarse a sacar adelante todos los proyectos que están a un paso de salir", reflexionó.

La oposición política no desaprovechó la ocasión para atizar a un modelo de fiestas que no les han agradado. Nada de nada. Antes de recoger uno de los 2.500 bollos que ayer repartió la Sociedad Oventese de Festejos entre sus socios, el portavoz del grupo municipal socialista, Wenceslao López, aseguró con rotundidad: "El balance que hacemos es que estamos esperando a que San Mateo vuelva. La sensación generalizada es que San Mateo se ha ido y hace falta que vuelva para que sea lo que siempre ha sido porque hace falta que la gente se divierta y que se lo pase bien durante sus fiestas". Tras la valoración, como el resto de los políticos que pasaron por la Plaza de España, se puso en clave electoral. "Espero que los socialistas podamos recuperar a San Mateo el año que viene".

"A los ovetenses nos robaron las fiestas este año", protesta el PSOE

decoration

Evidentemente, Alfredo Canteli no tiene esa misma opinión. "El ambiente en la calle ha sido fenomenal, no se puede pedir más. Cuando llegué a la alcaldía dije que quería un Oviedo lleno de gente y lo estamos consiguiendo. Guste o no guste". Y extendió esos parabienes a los hosteleros que, aseguró el regidor, "están felices", y destacó la forma en la que las fiestas municipales se han extendido por los barrios de la ciudad. "En la Corredoria el otro día había 5.000 personas (en alusión a la actuación de París de noia), yo no las conté, pero las habría, donde estábamos nosotros sentados se acabó la cerveza ¿Es malo eso para La Corredoria? No. Los hosteleros están contentos, felices".

Pero en la oposición abundaban las voces críticas. A coro, el mensaje era unísono. Contundente, la portavoz de Somos Oviedo aseguró que "este ha sido el peor San Mateo de la historia. Ha sido un clamor en las calles. Se ha gastado más dinero que otros años y, pese a ello, no ha habido conciertos en la calle, se ha expulsado a la juventud de las fiestas". Enumeró alguno de los eventos que se habían perdido este año en las fiestas, como el concurso de rock de la plaza de Feijoo. "Ahora que han acabado las fiestas vamos a pedir explicaciones de cuánto dinero se ha gasto, cuántas entradas se han vendido de cada uno de los conciertos, ha habido un beneficio para los promotores de cerca de 300.000 euros. Este San Mateo está dirigido a unos pocos, a un sector de la hostelería muy determinado", aseguró. También defendió el modelo anterior y pidió recuperarlo. "Antes había fiestas para todo el mundo", asegura, "pero a la señora Covadonga Díaz (la concejala de festejos) lo único que le interesa es promocionarse a sí misma".

El directivo de la SOF Javier Batalla sirve un culete a los concejales Javier Cuesta, Leticia González y Mario Arias, Marta Suárez (esposa del Alcalde), Alfredo Canteli, el presidente de la SOF, Felipe Díaz Miranda, y el teniente de alcalde Nacho Cuesta. | | |IRMA COLLÍN Luis Salinas

Las fiestas pusieron de acuerdo a partidos antagónicos. La portavoz municipal de Vox, Cristina Coto, aseguró que "Canteli ha impuesto su modelo personal frente al que el propio PP mantuvo casi 25 años y que nunca generó conflictos". Y agregó: "Vox respeta mucho más las tradiciones, y ahí queremos volver, a excepción de los chiringuitos políticos. Los ovetenses tienen muy claro su diagnóstico, por más que el alcalde desprecie toda discrepancia".

Foro ve unas fiestas bizarras

Por su parte, el presidente de Foro Oviedo, Carlos Suárez, aseguró que "hemos vivido el San Mateo más bizarro de la historia, que empezó con una buena pregonera (María Neira, directora del departamento de salud pública de la Organización Mundial de la Salud) cuyo discurso se vio empañado enseguida por un alcalde que quiso suspender el acto y una concejala que amagó con desalojar una plaza pública. Continuaron con una competición de vídeos en redes sociales mostrando calles y plazas vacías día tras día, contestadas por declaraciones fuera de contexto del alcalde, rectificaciones de horarios y de las bases de concesiones". Y concluye: "Ni PP ni Ciudadanos están capacitados para gestionar ningún asunto importante como se ha demostrado en las peores fiestas de la historia de la ciudad". 

26

El bollo de San Mateo 2022, en imágenes Irma Collín

Compartir el artículo

stats