18 de mayo de 2018
18.05.2018

La pelea de El Sadar se cierra con cuatro detenidos, dos en Pamplona y dos en Oviedo

Los hinchas azules fueron puestos en libertad tras declarar Según el atestado, ultras de Osasuna encapuchados iniciaron el ataque tirando sillas

18.05.2018 | 02:10

La primera fase de la investigación sobre la pelea ocurrida el pasado sábado en El Sadar entre hinchas de Osasuna y del Oviedo se cerró ayer con cuatro detenidos: dos en Pamplona y dos en Oviedo. Los dos detenidos en Oviedo, que según fuentes policiales navarras pertenecen al grupo Symmachiarii, fueron puestos en libertad tras prestar declaración durante menos de una hora en la comisaría de Oviedo. Están acusados de participar en "riña tumultuosa" y "alteración pública" en una causa que instruye el juzgado número 5 de Pamplona. Los dos detenidos el miércoles de Pamplona, del grupo Indar Gorri según las mismas fuentes, seguían retenidos al cierre de esta edición a la espera de pasar a disposición judicial.

Los hechos ocurrieron el pasado sábado en Pamplona, dos horas antes del partido que enfrentó al Osasuna y al Oviedo (2-1). Los aficionados del Oviedo, que llegaron hasta El Sadar sin escolta policial a pesar de las advertencias reiteradas de los seguidores azules, estaban sentados en una terraza cuando aparecieron "por la calle de la derecha unos cuarenta encapuchados que empezaron a lanzar sillas, mesas, vasos y ceniceros de la terraza", según aseguran fuentes conocedoras del atestado policial. En ese momento, "parte de los aficionados del Oviedo salieron corriendo y alguno se quedó intentando defenderse", añaden las mismas fuentes.





Los agentes que investigan los hechos manejan un informe con distintas pruebas de lo sucedido en los incidentes, que ocurrieron a las afueras de un bar cercano al estadio osasunista. Desde el local se grabó con un móvil un vídeo en el que se ven 14 segundos de la pelea. En él se ve claramente a los aficionados encapuchados. La pelea no duró más de un minuto y se saldó con un seguidor azul herido leve, que necesitó puntos tras recibir una pedrada en la cara. Fue atendido en Pamplona y pudo asistir al partido.

Hasta Pamplona viajó un único bus de seguidores azules, contratado por la Asociación de Peñas Azules del Real Oviedo (APARO), que llegó a El Sadar a las 18.00 horas. Los integrantes de ese bus, pertenecientes a varias peñas (Symmachiarii, La Colonia, Siempre Campa, ...), estaban todos identificados con su nombre y su número de socio, según relató el miércoles a este diario Jaime Campillo, vicepresidente de la Asociación de Peñas Azules del Real Oviedo (APARO).

"Al llegar no había nada de Policía. Y los peñistas se metieron en el primer bar abierto. Cuando estaban allí, al poco, aparecieron los ultras de Osasuna, encapuchados, y empezaron a tirar piedras. Aparecieron por la calle derecha y fue todo muy rápido", señaló Campillo. Medios navarros publicaron el miércoles que los seguidores del Oviedo no respetaron el plan pactado con la Policía y llegaron a El Sadar con palos y rompiendo retrovisores antes de la pelea, versión que desmienten categóricamente los peñistas azules presentes.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook