Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Oviedo contactó con Cazorla y Mata pero no pudo llegar a sus cifras

David Mata, gerente azul, habló con los dos futbolistas antes de la llegada de Tito a la dirección deportiva | “Los buscamos pero tienen otras aspiraciones”, reconoce el asesor de Carso Federico González

Mata y Cazorla, con la camiseta de la selección española.

En medio de los planes más prácticos sobre los que trabaja Tito Blanco, director deportivo el Oviedo, dos sueños que no son tan inalcanzables. Santi Cazorla y Juan Mata, canteranos del Oviedo, ambos en el tramo final de sus carreras y con las vitrinas llenas de distinciones, son el objetivo más anhelado por muchos seguidores azules. También por los rectores del club, que hace algunas semanas se propusieron un golpe de efecto de dimensiones gigantescas. El Oviedo contactó con Mata y Cazorla para saber su predisposición a regresar al club azul este mismo verano, pero las cifras en las que se mueven los dos internacionales, y sus aspiraciones deportivas, imposibilitaron cualquier tipo de operación. “De momento, descartamos ficharlos. De momento”, señaló ayer a LA NUEVA ESPAÑA Federico González, asesor del Grupo Carso en el Oviedo.

El mexicano fue claro cuando se le preguntó por el presunto interés por las dos estrellas internacionales. “Sí, es cierto que hablamos con Santi Cazorla y con Juan Mata. Por supuesto que sí. Los buscamos, pero los dos tienen ahora mismo otro tipo de aspiraciones a las que el Oviedo no puede llegar. De momento descartamos poder ficharlos. De momento”, respondió el dirigente.

"De momento descartamos poder ficharlos para el Oviedo. De momento”

Federico González - Asesor de Carso en el Oviedo

decoration

González desveló los dos movimientos intentados por el club carbayón tras la presentación ante los medios del acuerdo con Digi para mantenerse como patrocinador principal de la camiseta azul.

Fue David Alonso Mata, gerente de la entidad y primo del ex del Manchester United, el que contactó con los dos futbolistas. Las conversaciones se dieron hace semanas, antes de que Tito recalara en el Oviedo como nuevo responsable de la planificación deportiva. Se quería saber las intenciones que tenían ambos de cara a la próxima campaña.

Juan Mata, en el Campus del Real Oviedo

Las dificultades para su contratación imposibilitaron cualquier tipo de negociación. Esta la cuestión económica, en primer lugar. El Oviedo no dispone de mucho margen en el tope salarial este verano, al heredar una parte importante de la plantilla del curso pasado (con sus correspondientes sueldos) y liberar muchas fichas de futbolistas cedidos, con los que el club azul solo aportaba una parte del sueldo. Pero además hubo otras motivaciones.

Para Santi Cazorla, 37 años y futbolista del Al-Sadd catarí, existe otra razón de peso: el Mundial que se celebrará en el país asiático el próximo invierno. Cazorla le manifestó al Oviedo su intención de seguir compitiendo en el fútbol de Qatar al menos hasta la disputa del Mundial, en el que está previsto que colabore como una especie de “embajador” del torneo.

En el caso de Juan Mata, 34 años y que acaba de terminar su ciclo en el United, las razones tienen que ver más con lo estrictamente deportivo. El atacante aún conserva su alto caché en Europa y cuenta sore la mesa con importantes propuestas, algunas incluso de clubes que disputarán el próximo curso la Liga de Campeones.

El contacto con los dos futbolistas es fluido, ya han colaborado en varias ocasiones con el Oviedo, como por ejemplo con frecuentes visitas al Campus veraniego de la entidad o aportando su granito de arena en las campañas de abonados, y han pregonado su oviedismo siempre que han tenido ocasión de hacerlo.

El club mantiene las puertas abiertas a un posible regreso, aunque la situación no parece factible mientras ambos mantengan el caché actual y el Oviedo siga compitiendo en Segunda, moviéndose en los estrechos márgenes que permite el tope salarial, techo máximo de gasto, impuesto por La Liga.

Juan Mata, nacido en Burgos aunque criado en Oviedo, fue canterano del Real Oviedo, después de jugar en La Fresneda, en el Masaveu y en el Estadio. En cadetes fue captado por el Real Madrid, donde se quedó a un paso del primer equipo. Se mudó a Valencia en 2017, cuando contaba con 19 años y, tras unos inicios difíciles, logró triunfar con el conjunto che. Ganó la Copa del Rey en 2008.

Fue su salto a la Premier la que le otorgó un lugar en el panorama internacional. Jugó en el Chelsea (ganó la Champions League en 2012, además de la FA Cup inglesa) y en el United (conquistó la Copa de 2016 y la Copa de la Liga de 2017) mientras hacía historia con la selección española más recordada: campeón del Mundo en 2010 y de Europa en 2012, con gol incluido en la final ante Italia.

REALOVIEDO

Santi Cazorla, nacido en Lugo de Llanera, dio sus primeros pasos en el Covadonga y fichó por el Real Oviedo, hasta que en 2003 el Villarreal echó sus redes. Despuntó, cedido, en el Recreativo, antes de regresar al “Submarino Amarillo” para triunfar. El Málaga de Champions fue su parada previa a la Premier, para jugar en el Arsenal, donde estuvo seis años y conquistó dos Copas inglesas. Triunfó con España en la Eurocopa de 2008 y la de 2012. Una lesión le privó de estar en 2010 en Sudáfrica.

En su última etapa empezó precisamente su calvario con las lesiones. Regresó al Villarreal para dar otros dos buenos años de fútbol, entre 2018 y 2020 hasta que su cuerpo le pidió bajar el ritmo. Su estancia desde 2020 se radica en Qatar, donde juega para el Al-Saad, con el que acumula 7 títulos nacionales desde entonces.

Compartir el artículo

stats