¿Hay palomas rosas? La respuesta es no, pese a que ha aparecido una volando por Madison Square Park. Ha sido recogida por el centro de rehabilitación Wild Bird Fund y aseguran que está en estado "crítico". Los responsables de que esta paloma se debata entre la vida y a la muerte son una pareja que han elegido este método para desvelar el sexo de su bebé en una de estas fiestas destinadas a celebrar el embarazo.

"Estamos preocupados", dice Rita McMahon, directora del Wild Bird Fund, donde el ave se está recuperando, quien confiesa que "la paloma todavía huele mucho a perfume, a pesar de llevar varios días de convalecencia". Aclara: "Las palomas vienen en muchos colores diferentes, pero el rosa no es uno de ellos. Esta paloma real fue teñida y puesta en libertad deliberadamente". Desde el centro de rehabilitación que cuidan de la paloma están seguros que ingirió algún químico mientras la estaban pintando. Por otro lado, los expertos aseguraron que estos tintes son destructivos para sus plumas, haciendo que sea casi imposible que las aves se mantengan calientes y secas. 

Según el centro de recuperación, el ave, que ha recibido el nombre de "Flamingo" (flamenco, en inglés), está recibiendo oxígeno, calor y fluidos subcutáneos. De momento, han dejado de intentar eliminar el tinte hasta que se encuentre más fuerte.

"Es un acto de crueldad animal", aseguran desde el refugio.