La leche es un alimento que no suele faltar en casi ninguna casa, pero la tenemos destinada, principalmente al consumo humano cuando la leche tiene otros usos mucho más útiles dentro de casa. Unos usos que jamás te creerías.

La leche es una de las principales fuentes de nutrientes para los humanos y otros mamíferos desde la infancia hasta la edad adulta. La leche contiene una variedad de nutrientes esenciales, incluyendo proteínas, carbohidratos, lípidos, vitaminas y minerales. La mayoría de la leche contiene entre 3 y 4% de grasa, pero también se encuentra en variedades bajas en grasa y sin grasa. La leche también es rica en calcio, fósforo y vitamina D, lo que la convierte en una excelente fuente de nutrientes para el desarrollo y mantenimiento de los huesos y dientes.

La leche se obtiene principalmente de vacas, pero también se puede obtener de cabras, ovejasy otros animales. Cada tipo de leche tiene un perfil nutricional único, y algunos tipos de leche, como la leche de vaca, son más comúnmente consumidos que otros. La leche de vaca es la más popular en todo el mundo debido a su disponibilidad y su alto contenido de nutrientes.

La leche se puede consumir fresca o pasteurizada. La pasteurización es un proceso térmico que mata a los microorganismos que pueden causar enfermedades y prolonga la vida útil de la leche. La leche también se puede utilizar para hacer una variedad de productos lácteos, como queso, yogur, mantequilla y nata.

Fuente de proteínas

La leche es una de las principales fuentes de proteínas para los humanos y es especialmente importante para los niños y adolescentes en desarrollo. Sin embargo, algunas personas son intolerantes a la lactosa, un azúcar presente en la leche, y deben evitar el consumo de leche y productos lácteos.

Y entre los usos alternativos que tiene este alimento es que podemos utilizar la leche para quitar las manchas de bolígrafo. Para ello necesitamos que la leche esté caliente y ya verás cómo funciona. Por ejemplo, si queremos quitar la mancha de bolígrafo en una camiseta, necesitaremos una servilleta, que colocaremos bajo la camiseta para que coja la humedad. Por otro lado, con un algodón desmaquillante, lo mojaremos en la leche caliente y lo pondremos un momento sobre la mancha. Después podemos utilizarlo para limpiar la mancha y deberemos repetir este paso durante varias veces hasta que al final se borre la mancha.

En el caso de que la mancha de pintura de bolígrafo ya esté seca, podemos dejar sumergida la prenda en leche durante toda la noche.