Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La curiosa curva del covid en Asturias: sigue alta y no se reduce pero hay menos muertos y contagios

La tregua del virus tras la tercera ola ya dura tanto como la que hubo tras la segunda pero ha causado 87 muertes menos

Irma Collín

Treinta y cinco días. La “tregua” que está dando la pandemia de covid-19 en Asturias después de la tercera ola ya ha igualado la duración total que tuvo la de los pasados meses de diciembre y enero, después de la durísima segunda onda pandémica. Sin embargo, esos dos periodos de tregua tienen un formato muy distinto. El descenso del pasado invierno fue mucho más pronunciado, alcanzó niveles de incidencia más bajos y al trigésimo sexto día volvió al grado de riesgo “muy alto”. En cambio, la bajada de febrero y marzo fue muy pronunciada al principio, pero después se frenó. Hasta el momento, no ha llegado a niveles bajos, pero por el momento –y ahí está la incertidumbre ante la anunciada cuarta ola– tampoco sube.

¿La razón de este comportamiento tan extraño y desconcertante?

Según los epidemiólogos de la región, la proliferación de la cepa británica, que ya genera el 98 por ciento de los contagios. Al ser más transmisible que la convencional, se muestra más capaz de propagarse entre los colectivos más jóvenes, y estos la llevan a los mayores con los que conviven. Esa es la teoría que hasta el momento se ha dado como más plausible.

¿Cuál es la repercusión del virus en los dos valles de la curva?

Una manera de medirlo es computar las cifras de infectados y muertos en los dos periodos citados. Ambos duran 35 días, como se ha dicho. Como premisa, aclaremos que hemos llamado “tregua” a lo que está por debajo del nivel de riesgo “muy alto”, establecido por el Ministerio de Sanidad a partir de 250 casos por 100.000 habitantes en los 14 días previos. Pues bien, lo que se obtiene es que entre el 10 de diciembre y el 13 de enero se registraron en el Principado 4.488 casos nuevos de covid-19 y 213 muertos (de ellos, 206 mayores de 65 años) por coronavirus. ¿Qué sucedió en los 35 días que van del 23 de febrero al 29 de marzo (anteayer)? Una cifra un poco menor de infectados: 4.371; y muchos menos muertos: 126 (de ellos, 113 mayores de 65 años).

Comparativa de dos “treguas” de 35 días

Niveles de alerta

Evolución de la incidencia acumulada a 14 días en Asturias: casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes.

Muy alto

Alto

2 febrero

655,0

18 noviem.

649,6

700

Medio

600

4.488

infectados

213

muertos

4.371

infectados

126

muertos

500

23 de febrero

a 29 de marzo

10 de diciembre a 13 de enero

400

300

29 marzo

159,8

200

28 diciembre

110,9

100

0

18

30

15

31

15

31

14

28

15

29

NOV

DIC

ENE

FEB

MAR

Fuente: Observatorio de Salud en Asturias

Comparativa de dos “treguas” de 35 días

Evolución de la incidencia acumulada a 14 días en Asturias:

casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes.

Niveles de alerta

Muy alto

Alto

Medio

2 feb.

655,0

18 nov.

649,6

700

4.371

infectados

126

muertos

4.488

infectados

213

muertos

600

500

10 de dic. a 13 de ene.

23 de feb.

a 29 de mar.

400

300

29 mar.

159,8

28 dic.

110,9

200

100

0

18

30

15

31

15

31

14

28

15

29

NOV

DIC

ENE

FEB

MAR

Fuente: Observatorio de Salud en Asturias

Comparativa de dos “treguas” de 35 días

Niveles de alerta

Evolución de la incidencia acumulada a 14 días en Asturias: casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes.

Muy alto

2 febrero

655,0

Alto

18 noviem.

649,6

700

Medio

600

4.488

infectados

213

muertos

4.371

infectados

126

muertos

500

10 de diciembre a 13 de enero

23 de febrero

a 29 de marzo

400

300

29 marzo

159,8

200

28 diciembre

110,9

100

0

18

30

15

31

15

31

14

28

15

29

NOV

DIC

ENE

FEB

MAR

Fuente: Observatorio de Salud en Asturias

De estas cifras comparativas, cabe deducir –sin perjuicio de introducir matices de mayor profundidad– que el impacto de la cepa británica no se ha traducido en un incremento de incidencia en estos meses de febrero y marzo, si bien resulta evidente que la curva no ha llegado a los niveles de riesgo “medio” de los que Asturias disfrutó durante 17 días de diciembre y enero.

Y, en cuanto a muertos, es bien conocido que los decesos han caído de manera muy acusada como consecuencia de la vacunación, pero también resulta llamativo que hayan aumentado de siete a trece los muertos con 65 años o menos. Este salto viene a justificar que las autoridades sanitarias hayan otorgado prioridad a la vacunación, con AstraZeneca, del colectivo de ciudadanos de 56 a 65 años, por considerarlos más proclives a enfermar de gravedad, requerir ingreso en unidades de cuidados intensivos (UCI) e incluso fallecer.

En otro epígrafe muy relevante para el análisis de la epidemia, se observa que en la tregua actual la cifra de hospitalizados por covid en las plantas y en las UCI no ha llegado a bajar tanto como en el invierno. Entonces se llegó a unos mínimos de 172 enfermos en planta y 53 en cuidados intensivos, y en el momento actual hay 188 en planta (se ve un cierto repunte en los últimos días) y 68 en UCI (esta cifra baja muy lentamente).

El presidente del Principado, Adrián Barbón, declaró ayer en Gijón que comprende que reine el cansancio, pero solicitó a los asturianos “un último esfuerzo” en esta Semana Santa para “evitar aglomeraciones, contactos estrechos y espacios cerrados en los que se está sin mascarilla”. “No tengo datos para valorar cómo va a ser la cuarta ola”, añadió Barbón, quien agregó: “Quiero ser prudente, pero depende de nosotros. Si evitamos riesgos las próximas semanas yo creo que vamos a estar mejor”. Acerca de la posibilidad de ampliar las cuarentenas a catorce días ante el avance de la cepa británica, el Presidente indicó que “si los epidemiólogos consideran que esa cuarentena es oportuna, lo compartiremos”.

Dieciocho positivos entre los regresados para la Semana Santa

Un total de 18 positivos acumula hasta el momento el plan preventivo de Semana Santa, orientado a detectar casos de covid-19 entre personas de 18 a 40 años que regresen a Asturias en estas fiestas por causas justificadas. Hasta el mediodía de ayer se habían llevado a cabo casi 1.700 pruebas PCR. La tasa de positividad se mueve en el entorno del 1 por ciento, como ya sucediera en el plan de cribado de los asturianos jóvenes que retornaron a las casas de sus padres o allegados en la pasada Navidad. De otra parte, la Consejería de Salud confirmó ayer 116 nuevos casos de coronavirus detectados el lunes. La positividad fue del 5,22 por ciento en las 3.221 pruebas efectuadas. Anteayer se produjeron 29 ingresos en plantas de hospitales y 3 en UCI, así como 23 altas hospitalarias. Actualmente, hay 188 pacientes hospitalizados en planta con confirmación o sospecha de covid-19 y otros 68 en UCI. El lunes no se registraron fallecimientos.

Compartir el artículo

stats