Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado llama a "estar alerta" y "extremar las precauciones" en las residencias de ancianos

"Estamos preocupados por el aumento de contagios y lo que vemos en otras comunidades", señala la portavoz del gobierno

El Principado llama a "estar alerta" y "extremar las precauciones" en las residencias de ancianos Amor Domínguez

El incremento de contagios que se ha vivido en Asturias en los últimos días como consecuencia de la "ola joven" del coronavirus ha llevado hoy al gobierno del Principado a pedir que se extremen las precauciones en las visitas a las residencias de ancianos de la región. "Desde que en marzo de 2020 empezáramos a luchar contra la pandemia intentamos siempre anticiparnos a lo que va a suceder y estos días, viendo la situación que atraviesa el conjunto de centros residenciales en otras comunidades autónomas, nos preocupa lo que pueda pasar", señaló esta mañana Melania Álvarez, portavoz del gobierno regional.

"Tenemos unapreocupación y la compartimos y llamamos a extremar la prudencia en estos entornos que son especialmente vulnerables así que pedimos que tengan cuidado tanto los profesionales como las visitas", señaló.

La quinta ola del coronavirus en Asturias parece haber entrado en fase de estabilización. Con los 384 casos nuevos notificados ayer –y correspondientes al miércoles– experimentan un ligero descenso las tasas de incidencia a siete días y a catorce. En el caso de la incidencia a catorce días, se trata del primer descenso en casi un mes, desde el pasado 26 de junio. Sin embargo, la hospitalización de infectados va entre diez y quince días por detrás de los contagios. Y la consecuencia es que los dos grandes hospitales de la región, el HUCA (Oviedo) y Cabueñes (Gijón), están a punto de empezar a decretar el aplazamiento de intervenciones quirúrgicas.

Lo más probable es que el hospital gijonés sea el primero en reprogramar la actividad de los quirófanos. Por lo pronto, ya ha anulado consultas con un objetivo que, en la sanidad actual, viene a ser algo así como la madre de todas las batallas: la escasez de enfermeras. Ese es el principal problema de toda la red sanitaria, en Asturias y en otras regiones: el déficit de profesionales de enfermería que se hagan cargo de los múltiples frentes abiertos, tanto en la atención a los enfermos de covid –y a su vacunación– como al resto de la actividad asistencial.

En el caso del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), la incógnita se centra en la más que posible apertura de una nueva unidad destinada a enfermos de coronavirus. Sería la tercera del complejo sanitario ovetense. Está preparada y a la espera que se desborden las dos unidades que ya están en marcha. El mayor desafío cuando se habilita una planta hospitalaria reside en dotarla de enfermeras. Al ser un bien escaso, no queda más remedio que quitarlas de un sitio para ponerlas en otro. Y el sitio del que pueden ser quitadas son los quirófanos y las plantas en las que se ingresa a los operados una vez que salen del quirófano.

Por el momento, el hospital ovetense se ha visto algo aliviado por la apertura, esta semana, de espacios para infectados por coronavirus en los hospitales del Valle del Nalón (Langreo) y de Arriondas. Pero este efecto balsámico podría agotarse en pocos días. La perspectiva inmediata es que los ingresos de contagiados de covid continúen aumentando.

El consejero de Salud del Principado, Pablo Fernández Muñiz, declaró ayer que su departamento está trabajando en la reducción de la lista de espera quirúrgica a través de horas extraordinarias de la plantilla propia y de las derivaciones a centros concertados y privados. A finales del pasado mes de junio eran 19.629 los asturianos pendientes de ser operados en la red pública. Esta cifra es inferior en 1.207 pacientes a la registrada a finales de abril.

La ocupación hospitalaria sube. Los 384 nuevos casos de coronavirus contabilizados anteayer, miércoles, en Asturias son el resultado de una tasa de positividad del 12,99 por ciento. Los hospitales de la región amanecieron ayer con 118 pacientes en planta con confirmación o sospecha de covid y otros 22 en unidades de cuidados intensivos (UCI). En ambos casos, se ha producido un ligero incremento con relación al año anterior. La ocupación total por covid en los hospitales asturianos es del 4,21por ciento en las plantas y del 7,38 por ciento en las UCI. Son, en ambos casos, datos sensiblemente más bajos que los del conjunto de España.

Dos muertos, sin precedentes desde el 2 de junio. La mala noticia es que anteayer fallecieron en la región, a causa del coronavirus, dos mujeres de 78 y 88 años. Desde el pasado 2 de junio no se registraban dos fallecimientos en una misma jornada.

España empeora, Asturias mejora. En el conjunto de España, la incidencia acumulada notificada ayer subió 14 puntos con relación al día anterior, hasta los 659 casos por cada 100.000 habitantes en catorce días.

Compartir el artículo

stats