El Centru Niemeyer, qu'esti añu celebra'l décimu aniversariu de la so apertura oficial, atesora yá mediu centenar de pieces artístiques que formen parte d'una colección propia que, como señalen dende la fundación avilesina, “aumenta con cada nueva esposición”. Ta tasada en 800.000 euros

Carlos Cuadros, el director del Niemeyer, esplica la xénesis de la colección con estes palabres: “La decisión de dotar a la fundación d'una colección propia parte de la visión estratéxica de dir incorporando al so patrimoniu fondos artísticos que la consoliden como institución pública”. Y añede: “La Fundación Niemeyer nació coles mires de xestionar l'equipamientu del Centru Niemeyer, pero ensin un patrimoniu presistente. El criteriu de la entá incipiente colección ta basáu nesta primer fase n'intentar dexar un testimoniu de la mayoría d'artistes plásticos posibles qu'amuesen les sos obres nel Centru”.

Carlos Cuadros, Umberto Guerini, Vicente Domínguez y Fernando Castro presenten el dibuxu de Francis Bacon.

Carlos Cuadros, Umberto Guerini, Vicente Domínguez y Fernando Castro presenten el dibuxu de Francis Bacon.

Les mayores ayalgues son “Transbase”, de Juan Genovés, la segunda escultura pública del artista valencianu apocayá fináu, nun llugar públicu. La otra ye la recreación en trés dimensiones de “El abrazo”, na madrilana plaza d'Antón Martín. Dase la circunstancia de qu'el Niemeyer acaba d'incorporar al so tesoru “Abrazo / Desabrazo”, una única reproducción dixital de dos pieces que formaron parte de la esposición de 2019 “La unidad dividida por cero, la única entamada por tolos miembros de la familia Genovés. Ello ye qu'esta única reproducción –tasada en 10.000 euros– ta roblada por tolos miembros de la familia: el padre y Pablo, Silvia y Ana Genovés. 

La otra gran ayalga ye ún de los papes dibuxaos pol artista angloirlandés Francis Bacon. La donación presentóse n'abril de 2018. Yera una obra perteneciente a los fondos de la colección “Francis Bacon Collection of the Drawings Donated to Cristiano Lovatelli Ravarino”. Ello ye que foi'l periodista italianu'l qu'anunció, nesti periódicu, en payares de 2017, la so intención de que'l complexu cultural pudiera cuntar con ún de los dibuxos del artista irlandés. “Voi sentime felicísimu”, señaló. 

Carlos Cuadros esplica a LA NUEVA ESPAÑA que la colección propia que ta axuntando'l Centru Niemeyer crez de manera “discreta”, pero “con visión estratéxica de futuru y dende una necesaria optimización presupuestaria”. El director explicita tamién que “la colección supon una riqueza de tolos asturianos, darréu que con ella amóntase un patrimoniu que pasa a ser común al traviés d'una institución cultural del sector públicu”.

Bona parte de la colección ta curiada nel Muséu de Belles Artes d'Asturies. Abonden nella les fotografíes. Ello ye que les últimes incorporaciones son imaxes de Rafael Navarro y Ramón Vaquero Aldazábal. El primeru espunxo na sala de Fotografía del Niemeyer ente ochobre de 2019 y xineru de 2020. Les pieces del segundu agora xiren per Asturies y pertenecen a la esposición “Centro Niemeyer. Reflejos de Asturias”. En xunetu del añu pasáu inauguróse en Llanes y agora, estos díes, anda per Cabranes. 

Namás dos pieces de la colección tán amosaes permanentemente: “Transbase”, frente por frente a la puerta principal del auditoriu, abierta a les chimenees de les antigües bateríes de coque d'Avilés. La otra ye “Chubasco”, d'Enrique Carbajal “Sebastián”, una de les primeres incorporaciones a la colección. Perteneció a “La geometría que nos une” (d'avientu de 2013 a mayu de 2014). 

El Niemeyer confirma que la so colección ta “a disposición d'instituciones culturales como museos o centros espositivos”.