Blog 
Filazón
RSS - Blog de MªEsther García López

Archivo

  • 07
    Enero
    2020

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     
    Oviedo asturias

    LA ESTRELLA QUE BRILLÓ EN BELÉN

    esther garcía  07.01.2020 | 00:46

    Los Reyes Magos visitan el nacimiento viviente de Belén de la Montaña. ESTHER GARCÍA

    Un fríu día d'iviernu,

    dende mui l.lonxe vinieron,

    a Belén, Xosé y María,

    pa empadronase nel censu.

    Por Escádana p'arriba,

    a caballu d'un borricu,

    cheganon Xosé ya María

    a Belén, aterecíos.

    Un l.luceiru mui bril.lante,

    tres de Capiel.lamartín,

    con una l.luz cegadora

    al.lumaba tol camín.

    Los vecinos de Belén,

    ya los pueblos d'alredor,

    toos miraban pal cielu,

    pa la estrella del amor.

    Ya cuando al escurecer,

    diban despachar las vacas,

    sentiron dalgo nel alma

    que pa Belén los l.lamaba.

    Deixanon too sin fer.

    envueltos naquel.la maxa,

    chegánonse hasta Belén

    pa ver lo qu'al.lí pasaba.

    De Siñeiriz, Concernosu

    El Val.lantsu ya Busecu.

    El Mazu, Los Piñeiros,

    El Solanu ya Riusecu,

    L'Iérbedu, ya Riupinosu,

    Rebollares, Fontanavia,

    Degol.lada, Menudeiru,

    Teixidales, Ordovaga,

    Carbioniel.la, Los Conqueiros,

    Tercenadas, Cereizal,

    dende Arnizu ya Barceda,

    dende Caxóus, ya Godón,

    Paladeperre, L.linera,

    ya outros pueblos d'alredor.

    Sintienon toos la l.lamada

    d'una voz que retumbaba.

    Ya l'ecu que respondía,

    dende Picu Verde a L.luarca.

    Cheganon toos cargaos,

    xenerosos toos el.los.

    Diéron-ys la bienvenida,

    Toos colos brazos abiertos:

    Un xatín ya un cordeiru,

    una riestra de chorizos.

    Un xarru miel, unos güevos,

    feriduras de manteca.

    Cuayada, rapón, freixuelos.

    Papas, pulientas ya queisu.

    Ya un poucu de gurupu,

    Pa calentar el gorgüelu.

    Un cargamentu de l.leña

    pa calecer el curriel.lu.

    Aquel.la nueite tan fría

    na corte de Carramín,

    parió María'l sou nenu.

    ente xelu ya verdín.

    No pesebre de las vacas

    Taba'l nenu esnudín,

    tumbáu enriba unas payas,

    muertu fríu, encoyidín.

    Ya María ya Xosé

    qu'acababan de ser padres

    taban felices mimando

    al sou nenu, tan pequenu,

    roxu ya coloradín,

    A la xente La Montaña

    que dormían como cepos,

    espertáronlos los ánxeles.

    Ya volvienon al curriel.lu.

    Cuando los vecinos vienon

    aquel cuadru tan prestosu,

    arrodiánonse de gozu.

    ¡Pensanon que taban l.loucos!

    Nun paraban de miralu.

    Yera un nenu como un rei.

    Tan guapu, tan gayasperu.

    Ya tenía un aquel.

    -Hai que dir facer un caldu,

    pa esta muyer parida.

    Dixo Xuaca, la más vieya,

    cola sua voz galdida.

    Ya Pachu, con muitu enfoutu,

    ordenó-ys a toos el.los:

    - ¡Que nun falte aquí la l.leña

    pa calentar a esti nenu!

    Ya al empar que toa esta xente

    adoraba al Nenu Dios,

    la estrella yá se pousara

    enriba del cabanón.

    Yera una l.luz mui potente

    Qu'al.lumaba en tolos l.laos:

    -Esto nun yía d'esti mundu

    Esto yía del outru l.lau.

    Esta l.luz baxa del cielu,

    tal como taba anunciáu.

    De sópitu, sonóu música,

    ya sonanon las campanas,

    ya los ánxeles del cielu

    petanon en tolas casas.

    Anunciando la chegada

    del Nenu Dios a Belén,

    afalaban a adoralu,

    ya a cantá-y una tonada.

    Toos cantando a la vez?

    ¡Nun sabéis qué bien sonaba!.

    El Nenu tan adoráu,

    arroupáu polos vecinos,

    medraba ya espol.letaba

    taba gordín ya bien nietu.

    María amamantábalu,

    arrol.labalu con xeitu.

    Los dous cuidaos por Xosé

    con muitu amor ya dulzura,

    ya calecíos pol aliendu

    del bon buei ya de la mula.

    Nun paraba chegar xente

    hasta Belén de Valdés.

    Chenóuse'l campu, el camín.

    nun había ú se poner.

    Inda faltaban sospresas.

    La estrella siguía bril.lando.

    A tres Reis dende l'oriente,

    la estrella diba guiando.

    De camín hasta Belén,

    alcontranon un Rei malu:

    Herodes, falsu, malváu,

    encamentó-ys informalu.

    Pero la estrella divina

    nun deixaba de bril.lar.

    Ya siguinon el camín,

    qu'a Belén los vei l.levar.

    Pa cumplir la sua misión

    d'adorar al nuesu Rei,

    cheganon los Reis Magos

    con regalos a Belén.

    Oru, inciensu ya mirra

    al Nenu Xesús l.levanon.

    Sonóu outra vez la música

    Ya las dancitas bail.lanon.

    Ya las campanas galanas

    entamanon a tocar.

    Repicaban fuerte a gloria

    ¡Al nenu Dios adorar!

    Güei, vecinos de Belén,

    muitos años yá pasanon.

    Recreamos aquel día

    nel que Dios nos vieno a ver.

    ¡La estrella vuelve a bril.lar!

    Ya nós de tou corazón,

    entamamos a cantar,

    con muita emoción ya amor.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook