06 de junio de 2020
06.06.2020
La Nueva España

El confinamiento duplica la petición de alimentos a servicios sociales de los vecinos en Siero

La pérdida de empleo disparó la necesidad de ayudas, destaca la edil Natividad Lario durante la inauguración de la nueva sede en Lugones

06.06.2020 | 00:09

El confinamiento por la propagación del covid-19 ha disparado las solicitudes de alimentos en Siero. Los servicios sociales municipales apuntan que en el mes de abril las peticiones se incrementaron más del doble respecto al mismo mes del pasado año. La perdida del empleo y el desplazamiento a sus zonas de origen han hecho que los vecinos se encuentren en una necesidad más extrema. Así lo reconoció la edil Natividad Lario, ayer, en la puesta de largo de las nuevas instalaciones del servicio en el centro polivalente de Lugones.

Una reubicación en la localidad muy celebrada por trabajadores y ediles socialistas. "Este cambio enriquece al personal de servicios sociales, al poder estar en contacto con otros trabajadores municipales", explica la concejala, refiriéndose a la circunstancia de que el servicio en Lugones, antes, compartiera únicamente instalaciones con el personal del registro.

Y es que desde 1995 los servicios sociales estaban presentes en la localidad, atendiendo a los vecinos tres veces por semana. Ahora, la actividad se desplaza al nuevo edificio donde se ubicarán el resto de servicios municipales en la zona.

Allí se emplearán dos trabajadores sociales, educadores y el personal administrativo, de manera fija. A esto hay que sumar el personal itinerante.

Inicialmente, el servicio se encontraba en la calle Alejandro Casona, actualmente convertida en la sede de la Asociación de Jubilados y Pensionistas de Lugones. Posteriormente ocuparon la antigua tenencia de alcaldía, que ahora es el edificio donde presta atención la Policía Nacional. Finalmente, el servicio ocupó un lugar en la calle Severo Ochoa.

Finalmente, los trabajadores de servicios sociales estrenaron ayer su nuevo espacio con gran alegría. La misma que expresaba la edil, contenta de poder tener un sitio en el nuevo edificio del gran núcleo del concejo: "Es un sitio cómodo y bonito. Esta es una nueva época en la que todos los servicios comparten espacio y eso es algo enriquecedor".

Una etapa que se inicia en un contexto de lo más complicado. y es que, en el mes de abril los Servicios Sociales de Siero recibieron un pico de peticiones, "muy por encima del doble de los que se registraron el pasado año en el mismo mes".

Parte fundamental de los Servicios Sociales municipales son los trabajadores del Equipo de Intervención Técnica de Apoyo a la Familia de Siero (EITAF). El pasado año estos trataron con 167 expedientes. 33 fueron nuevos y 24 casos se cerraron. Asimismo, sobre las dificultades detectadas por el equipo de intervención, y teniendo en cuenta que los menores pueden presentar varios, mayoritariamente se trataron cuestiones emocionales, seguidas por el retraso escolar y las dificultas de aprendizaje.

Tras ellos, el aislamiento y las dificultades para establecer relaciones con otras personas o el absentismo escolar.

La edad media de los usuarios que pasaron por el servicio fue de 9 años. Del total de atendidos, el 52% eran varones y el 48%, mujeres. La media de edad de los padres o figuras parentales se situó en torno a 39 años, en el caso de la figura parental femenina, y de 43, en el de la figura parental masculina.

A estos datos históricos, hay que sumar los del resto de Servicios Sociales de Siero, que han incrementado notablemente sus atenciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído