DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión del día sobre el Sporting y el Oviedo: El retorno de los paganinis

La ceremonia de la confusión en la que se ha convertido el sprint final hacia una supuesta nueva normalidad balompédica se alargará una semana más aquí en el Norte lleno de frío

Djuka pugna con Edgar y Arribas en el último derbi

Djuka pugna con Edgar y Arribas en el último derbi Miki López / Marcos León

El fútbol profesional en Asturias, como otras muchas cosas en la región, seguirá siendo una isla. La ceremonia de la confusión en la que se ha convertido el sprint final hacia una supuesta nueva normalidad balompédica se alargará una semana más aquí en el Norte lleno de frío donde siempre llueve en domingo, que cantaban “Ilegales”.

Los datos del coronavirus en el Principado no permiten el regreso del público a los estadios esta jornada. Hay que esperar al siguiente parte alfanumérico. De todas formas, y salvo repunte trágico del covid, Sporting y Oviedo ya lo tienen todo listo para el retorno de sus gentes, aunque sea en número restringido y de manera ordenada, muy ordenada.

Será el mejor termómetro para ver las ganas que el pueblo tiene de fútbol en directo tras más meses siguiéndolo desde el sofá. El retorno de los paganinis, de los que directa o indirectamente sostienen el tinglado, se producirá en distintos contextos.

Los datos en el Principado no permiten el regreso del público a los estadios esta jornada. Hay que esperar al siguiente parte alfanumérico. De todas formas, y salvo repunte trágico, Sporting y Oviedo ya lo tienen todo listo para el retorno de sus gentes

decoration

Para el Oviedo significará despedir junto a los suyos una temporada (y van dos) gris tirando a negro. En el caso del Sporting puede ser al contrario: la grada recuperando vida en las semanas más importantes de los últimos años. Será el momento de comprobar cómo le sienta a Gallego y a sus muchachos el fútbol con testigos, que alguno de ellos nunca han jugado ante miles de personas y otros es posible que ya no se acuerden de cómo se hacía.

Compartir el artículo

stats