Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Viernes Negro de llenazo en el comercio asturiano

El "black friday" congrega a miles de compradores asturianos por las calles y en las redes y provoca retenciones a la entrada de los centros comerciales

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Viernes Negro de llenazo total en Asturias.La gran fiesta del consumo -exportada de Estados Unidos (EE UU)- dejó un tremendo reguero de compradores en las principales calles y en los centros comerciales de la región. La imagen era común: compradores cargados de bolsas y repartidores hasta arriba de paquetes,

Los descuentos eran muy jugosos. De hasta el 50% en algunos productos. Beni Tamargo, natural de Pravia, espera a su hija en un banco de la calle Palacio Valdés de Oviedo. Va cargada de bolsas. Tantas como una decena."Compré de todo, chaquetas, cazadoras...", dice. Los descuentos son bastante apetecibles, señala.

-¿Cuánto se habrá ahorrado?

-En un jersey igual fueron treinta euros.

El pequeño comercio, no obstante, se ha sumado a estos descuentos a regañadientes. Sin demasiada pasión. Por culpa de los grandes que sí que han hecho una decidida apuesta por esta campaña de rebajas. Incluso, muchos establecimientos de los grandes adelantaron su hora de apertura para conseguir atraer a los clientes más madrugadores. Estrategias para adelantarse a la competencia.

Faustino Chanca, de Bernardo Boutique, asegura que "hacemos 'black friday' desde que empezó, antes con más ilusión que ahora. Ahora lo que hacemos es dejarnos llevar por el río mediático". El bombardeo durante estos días ha sido más bien un asedio. Los grandes, incluso, han adelantado varios días estas rebajas y las han alargado al fin de semana para aprovechar el tirón.

De hecho, entre el pequeño comercio habría algunas pequeñas resistencias. Algunos establecimientos -los menos- de la región se negaban a sumarse a esta moda de los descuentos. "No sirve para nada", reconocía un comerciante. Pero eran los menos entre carteles negros del "black friday" que anunciaban enormes descuentos.

Pero el llenazo no fue solo en las calles y en las carreteras de acceso a los centros comerciales -Intu preveía que hoy y mañana fueran los dos días de más afluencia al establecimiento del año y, a la vista de los enormes atascos que se montaron en los accesos, así fue- si no que también hubo mucho barullo en las redes. Los servicios de paquetería estaban a tope.

9

Black Friday 2019: Así se vive el viernes negro como repartidor en Asturias

José Francisco Garzón, un trabajador del servicio de paquetería, lleva todo el día para arriba y para abajo por el centro de Oviedo. A las dos de la tarde la furgoneta va vaciándose de paquetes, pero aún quedan por repartir. "Se ha notado una subida, grande, porque hay muchas ofertas en las tiendas online, por la calle también se ve más gente", asegura, "igual hoy tengo que hacer treinta repartos más que otro día".

Aparcado unos metros más allá, otro repartidor, Luis Miguel Farfán está también a tope de trabajo. Al medio día, lleva ya un centenar de paquetes, muchísimos más que un día normal.

El Viernes Negro acabará hoy, pero muchos alargarán los descuentos al fin de semana. Hay que aprovechar el tirón en momentos de necesidad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats