Se ha creado una asociación tendente a propiciar que se pueda comenzar el proceso de canonización de mi hijo Ignacio Echeverria Miralles de Imperial, creemos que Ignacio está en el cielo y que, por tanto, el resultado del proceso no va a cambiar su estatus allí, pero, sin embargo, si podría ser más útil para la sociedad si se llegara a producir. Será lo que dios quiera. La familia de Ignacio queremos que la muerte de Ignacio se convierta en algo útil. Creemos que ella lo está haciendo.", comentó ayer, miércoles, en redes sociales Joaquín Echeverría Alonso, padre de Ignacio, conocido como "héroe del monopatín", con raíces familiares en Cangas de Onís. El abuelo de Ignacio y progenitor de Joaquín, fue director y profesor durante varios años en el Instituto Rey Pelayo-.  

Ignacio Echeverría Miralles, contaba 39 años y trabajaba como banquero en la ciudad londinense. El 5 de junio de 2017, regresaba de pasar un rato con sus amigos Guille y Javi, cuando presenció un atropello multitudinario en London Bridge. Los causantes del incidente abandonaron el vehículo y se dirigieron hacia Borough Market, una zona que suele estar muy concurrida. En ese momento, Ignacio se enfrentó a un terrorista que estaba atacando a una mujer. El desenlace fue fatal pues el español intentó atacar al terrorista con su monopatín, pero éste le apuñaló hasta la muerte. La Reina de Inglaterra concedió a Echeverría la George Medal a título póstumo en reconocimiento por su valor. En España le premiaron con el premio al Mérito Civil, que reconoce los "extraordinarios servicios" del español. 

El 8 de julio de 2017, El Ayuntamiento de Cangas de Onís organizó un acto institucional en reconocimiento póstumo a la figura de Ignacio Echeverría Miralles de Imperial, el joven analista de Prevención de Blanqueo de Capitales asesinado por terroristas islámicos en Londres, donde residía en ese momento por motivos laborales, pues, su familia está muy vinculada a la vieja capital del Reino de Asturias. Además, el equipo de Gobierno Municipal, presidido por el popular José Manuel González Castro, colocó una placa conmemorativa dedicada a Ignacio, conocido como "héroe del monopatín", en las inmediaciones del parque infantil de Santa Cruz, a la vera del río Güeña. 

Antiguos alumnos de don Enrique Echeverría Bengoa, quien fuera licenciado en Ciencias Exactas para el ciclo de Matemáticas en el Instituto Laboral "Rey Pelayo", de Cangas de Onís, uno de los pioneros Centros de Enseñanza Media y Profesional de modalidad agrícola y ganadera creados en este país, en el año 1950, se movieron en su día para que el Ayuntamiento organizara un homenaje póstumo en memoria de Ignacio, uno de sus nietos. La iniciativa que no pasó desapercibida, sino todo lo contrario, entre las autoridades locales y de ahí que se pusiesen manos a la obra y el acto de llevase a buen fin. 

Don Enrique, como le llamaban sus alumnos de aquella época –muchos de los cuales, actualmente prejubilados o jubilados, se decantaron en su momento por la docencia- se incorporó al Instituto Laboral "Rey Pelayo" en el curso 1950/51, ostentando entonces la dirección del mismo Baudilio Arce Monzón. El de Cangas de Onís fue uno de los quince primeros centros educativos de ese tipo que echaron a andar en España. Corría el curso 1963/64 cuando Echeverría, que también ejerció de secretario durante algunos años, pasó a ser nombrado nuevo director del susodicho Instituto Laboral, hasta que en 1968 acabaron por destinarle como catedrático de matemáticas al Centro de modalidad administrativa "Santa Teresa de Jesús", en Madrid. Sin duda, el profesor Echeverría dejó una profunda estela, tanto por su calidad humana como por su faceta académica, en la vieja Cánicas.