"Impresionante" y "espectacular" fueron dos de los adjetivos que hoy utilizaron los ovetenses para referirse a la tromba de agua que cayó a primera hora de la tarde sobre la capital y el resto del centro de Asturias. Lluvia, granizo y truenos que anegaron varias calles y provocaron un encadenado de problemas por la ciudad. El Calatrava, por ejemplo, tuvo que desalojarse. La sexta planta B del HUCA también padeció importantes filtraciones de agua. En Gijón hubo que trasladar incluso el centro de vacunación: de El Molinón a Perchera.

Y todo tras una calurosa y soleada mañana. La Agencia Estatal de Meteorología asegura que habían caído bolas de granizo de un centímetro. Y en cuanto a las precipitaciones, los datos dicen que Oviedo fue la ciudad de España en la que más lluvia había caído a las cuatro y diez de la tarde: 30,2 litros por metro cuadrado.

El Palacio de los Deportes, anegado tras la tormenta: "Madre del alma, ¡cómo está esto!

24

EN IMÁGENES: Así ha sido la espectacular tromba de agua caída en Oviedo esta tarde Irma Collín

Otra de las secuelas de la tormenta llegaba al LibroOviedo, cuyas actividades previstas para esta tarde han sido canceladas a causa de las lluvias. En Gijón la vacunación que estaba prevista en El Molinón se tuvo que trasladar al centro de salud de Perchera la Braña.

La calle Uría fue una de las que tuvo que ser cortada al tráfico. Por momentos el agua en la calzada superaba la altura de las aceras y los vehículos que la transitaron provocaban pequeñas olas a ambos lados de la calle. Algunos vecinos la comparaban con una "calle veneciana". Los bajos de varios locales hosteleros de la zona del centro también resultaron anegados por las fuertes lluvias que los sistemas de alcantarillado no fueron capaces de soportar.

El agua se cuela en la tercera planta del Palacio de Calatrava

En la calle Silla del Rey, las alcantarillas se convirtieron en auténticas fuentes. Y, en la calle San Francisco, junto a la Escandalera, el agua casi superaba la altura de las ruedas de los coches. Las inundaciones llegaron también a Las Caldas y a la calle Matilde García del Real, donde los vecinos advierten que los coches aparcados en la vía pueden terminar inundados.

A esto hay que sumar la avería de semáforos en varios puntos de la capital.

Así ha afectado la tormenta a la calle Hermanos Pidal en Oviedo

Desalojo en el Calatrava

“Caía el agua por el techo como si fuese una catarata”. Así describía una de las trabajadora la escena que se vivió esta misma tarde en las oficinas de las consejerías alojadas en el Calatrava, que tuvieron que ser desalojadas a consecuencia de las inundaciones a eso de las siete de la tarde. “Salía a borbotones por los óculos y no éramos capaces de controlarlo. Pudimos apartar las mesas y parece que los equipos informáticos no están dañados, pero llegó un momento en el que era imposible hacer nada”, señala otra de las personas que tuvieron que irse a casa a raíz de la tromba de agua que inundó Oviedo. La zona afectada es principalmente el tercer piso del complejo, que es el último. “En los de más abajo no hay nada, pero nos han mandado salir a todos”.

Una “cascada” formada en unas escaleras de Villafría obliga a los vecinos a dar un rodeo Elena Vélez

Según las mismas fuentes, la decisión afectó a los funcionarios y al resto de trabajadores que en ese momento estaban en las oficinas situadas en ambas alas del Calatrava. “Lo que no sabemos todavía es si vamos a tener que venir mañana”, decía otro de los trabajadores a las puertas de las consejerías.  

La calle Uría, como Venecia por la fuerte lluvia

La sexta planta del HUCA, inundada

La lluvia también ha afectado al HUCA. El hospital ovetense ha sufrido importantes filtraciones de agua, que han acabado inundando la sexta planta B. El personal sanitario ha trabajado a destajo para tratar de frenar el agua, que entraba a borbotones por paredes y cuartos de tuberías, con sábanas y ropa de cama.

La tromba de agua de Oviedo inunda la sexta planta del HUCA

Revienta un colector en el entorno del Palacio de los Deportes

El Alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, acudió esta tarde al barrio de Ventanielles para comprobar de primera mano los daños causados por la tormenta en esta zona de la ciudad. Entre otras cosas, el diluvio reventó el colector situado en la calle Río Dobra, una de las que rodea el Palacio de los Deportes, un contratiempo que provocó que el entorno del espacio deportivo se convirtiese en una especie de lago. Canteli, que estuvo acompañado por el concejal de Seguridad Ciudadana, José Ramón Prado, también pudo comprobar como la tormenta levantó por completo el firme de la calle Río Dobra, que acaba de ser asfaltada.

El aguacero también inundó varios locales y garajes en Ventanielles, al igual que en otras muchas zonas de Oviedo. "Hay que mirar bien las arquetas para que mañana no vuelva a pasar lo mismo", ordenó Canteli en Ventanielles. "Nunca había visto una tormenta tan gorda en Oviedo", asegura el Alcalde

La Agencia Estatal de Meteorología ya había alertado de importantes tormentas en el día de hoy en la capital. La previsión anunciaba nubes de evolución que darían lugar a chubascos generalizados y tormentas que pueden ser localmente fuertes y con granizo por la tarde, sobre todo en el interior. También se alertaba de probables rachas muy fuertes de viento durante las tormentas. Previsiones que, en Oviedo, se cumplieron con creces.