Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piden cárcel para 7 piquetes de la huelga de TUA por hostigar a una compañera

"Eres asquerosa, te haremos la vida imposible los próximos 20 años", asegura el fiscal que dijeron a la conductora tras abordar su autobús

Un autobús urbano con la luna rota tras un ataque durante la huelga de hace cuatro años. | LNE

"Eres una asquerosa... estamos luchando por ti"; "eres una hija de puta", "te vas a acordar de este día toda tu vida", "los próximos 20 años que pases en esta empresa te vamos a hacer la vida imposible". De esta manera se dirigieron a una conductora de TUA, según la versión de una pasajera, seis compañeras que se subieron a su autobús en la calle Santa Susana para increparle porque no había secundado la huelga del transporte urbano el día 3 de enero de 2019. Ahora, esta media docena de trabajadoras y otro empleado que lanzó dos petardos frente al vehículo obligándole a realizar un frenazo se enfrentan a dos años de cárcel, acusados de un delito contra los derechos de los trabajadores.

Los hechos que se verán el lunes en el juzgado de lo penal número 3 de Oviedo tuvieron lugar en la tarde de aquel día de huelga. Según fuentes de la Fiscalía, la conductora decidió no secundar los paros convocados por la asamblea de trabajadores de la compañía y a las dos y media de la tarde inició su turno, cubriendo el itinerario Otero-San Claudio de la línea "J" del servicio municipal. A su paso por Santa Susana, las seis compañeras se subieron al vehículo y comenzaron a lanzarle improperios y amenazas, provocando que una viajera llamara al 112 para alertar de lo que pasaba.

Después de la retahíla de insultos e impedir que la víctima fuera al baño en Otero decidió apearse del autobús a las seis de la tarde en la parada de Martínez Marina. Allí se unieron a unos 20 compañeros que estaban concentrados en el lugar y se interpusieron al autobús cuando este reanudó su marcha, provocando un frenazo brusco de la chófer, a la que no dejaron de increpar en todo momento.

Más adelante, cuando el vehículo circulaba por la calle Campomanes hacia el Campillín, el séptimo acusado lanzó supuestamente delante del vehículo dos petardos cuya explosión llevó a frenar de manera violenta a la conductora, llegando a poner en peligro la integridad de las personas que viajaban en el bus en ese instante.

El ministerio público considera los hechos constitutivos de un delito contra los derechos de los trabajadores y que deben de ser castigados con dos años de cárcel, así como con la inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, así como el pago de las costas del procedimiento judicial cuya vista tendrá lugar el lunes en Llamaquique.

Compartir el artículo

stats