Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ni el VAR ni los palos salvan al Sporting: derrota en Las Palmas y Gallego cada vez más ahogado

Los rojiblancos suman su novena jornada sin ganar tras caer en el Estadio Gran Canaria (1-0) y se quedan ya a cuatro puntos del descenso

Las Palmas Sporting. LFP

La vida sigue igual para el Sporting. Los rojiblancos sumaron en Las Palmas una nueva derrota en un partido en el que el VAR y los palos retrasaron lo previsible. Benito hizo en la segunda parte el tanto que decidió el partido después de que Arcediano Monescillo anulara con polémica un tanto a Loiodice y de que Viera y Lemos dispararan a la madera. Los rojiblancos mandaron al travesaño otra pelota en el descuento, acción que no enmendó un nuevo capítulo de una racha con sólo dos puntos sumados de 27 posibles. La misma que deja la situación de Gallego cada vez más insostenible.  

El Sporting entró alegre al partido. Con Gaspar en el rol del sancionado Fran Villalba y Djuka iniciando desde el banquillo, las dudas de la previa quedaron resueltas. Berto encabezó un ataque con estimulante arranque y escaso recorrido. Intenso en los primeros minutos, presionando muy arriba la salida del balón rival, el Sporting intento ser vertical en un primer cuarto de hora en el que pudo ponerse por delante en el marcador. Una galopada de Puma Rodríguez hizo creer en ello. El panameño inició desde izquierda hasta alcanzar la frontal perfilándose para su derecha. Cuando se esperaba disparo, se la cedió a Gaspar. El gijonés disparó forzado y Raúl Fernández despejó, cargado de reflejos. 

A partir de ahí y hasta el descanso, el Sporting fue reculando. Incapaz de hilar más de tres pases seguidos, la presencia en área rival pasó a ser inexistente. Entre tanto, detalles tan extraños como ver a Berrocal coger el balón con la mano sobre la línea de banda, siendo el único en entender que había salido. O ceder saques de esquina después de ver a Pedro Díaz despejar sobre la espalda de Borja López. Nervios y dudas. Llegó entonces una de las jugadas del partido. 

Saque de esquina a favor de la Unión Deportiva Las Palmas que remata Raúl Navas. El balón acaba siendo despejado por Kravets, cuyo rechace hacia la frontal lo engancha Loiodice. La pelota coge puerta y cuando todos esperaban a Mariño blocando, el cuero se le va al vigués por debajo del costado. De una tragada, a ser rescatado. El VAR avisó a Arcediano Monescillo. Jonathan Viera, en fuera de juego, pudo ejercer de pantalla al guardameta del Sporting. Decisión firme y gol anulado. Al filo del descanso, otra para los locales. Falta en la frontal y Jonathan Viera colocándola entre el larguero y el brazo Mariño. El vigués reaccionó rápido, esta vez sí, para empujar fuera una pelota que quedó botando en área pequeña. 

Los sustos fueron a más en la segunda parte, convertida en un asedio. Mariño volvió a enmendar su primer error con una gran parada tras internada por la izquierda de Cardona. El lateral centró atrás y Clemente se topó con una acción de reflejos del gallego. En la siguiente, al Sporting le ayudó el palo. Lemos se coló por la derecha y disparó cruzado encontrándose su envío con la madera para que Clemente cace el rechace. Berrocal, con el portero vencido, despejó casi en la línea para, finalmente Mariño, volver a librar el gol. Djuka y Nacho Méndez al campo, por Gaspar y Berto. Sin reacción, en la siguiente ya no hubo milagro.

En una pérdida de Guille, la Unión Deportiva montó rápidamente la contra con el recién incorporado Benito armando la izquierda mientras Guille y Borja López buscaban tapar a la desesperada. El envío lo rozó Borja para golpear después en Berrocal, primero en la pierna y luego en su mano, acabando el balón al fondo de la red. Gol de justicia para lo visto en el campo. Tanto de mala fortuna para los gijoneses. 

Con la escasa alegría de ver a Djuka intentar picarla en el área sin éxito y un nuevo palo, esta vez travesaño, en saque de esquina del canario Benito, torbellino amarillo, el Sporting se encontró con el empate en el descuento. En una falta lateral lanzada por Kravets con la rosca justa para sortear a la defensa, un leve roce de Lemos llevó la pelota al travesaño grancanario. El rechace le cayó a Gragera que, forzado, no le dio tiempo a buscar portería. Nueva derrota y el descenso, a cuatro puntos.

Compartir el artículo

stats