Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adrián Barbón valora el año del covid: "Sabía que aquello marcaba un antes y un después, aún sin ser conscientes de lo que se nos venía encima"

Un año de pandemia. Un año desde que todo cambió. El mundo en general y España, en concreto, está a punto de llegar al aniversario de una fecha que muchos querrían olvidar y que nos ha obligado a cambiar por completo el día a día y nuestra forma de ver el mundo y vivirlo

Adrián Barbón

Adrián Barbón

Un año de pandemia. Un año desde que todo cambió. El mundo en general y España en concreto está a punto de llegar al aniversario de una fecha que muchos querrían olvidar y que nos ha obligado a cambiar por completo el día a día y nuestra forma de ver el mundo y vivirlo.

La pandemia de covid-19 penetró con fuerza en Europa a través de Italia. El 24 de febrero apareció la primera asturiana sospechosa de estar infectada: una avilesina de 25 años que fue trasladada al HUCA al presentar un cuadro catarral. Había estado en Venecia. Los sanitarios de emergencias médicas trasladaron desde Avilés hasta el Hospital Universitario Central de Asturias a una joven que presentaba síntomas compatibles con el coronavirus. Al parecer la chica que había estado en Venecia en los últimos días. La joven, de 25 años, había llegado por su propio pie a Urgencias. llorando y gritando: “Lo siento, lo siento”. Finalmente, se comprobó que no estaba infectada.

"Recuerdo perfectamente aquel 29 de febrero, día en que se detectó la llegada del coronavirus a Asturias y el primer contagio, el escritor tristemente fallecido Luis Sepúlveda El día en que todo cambió, pues a partir de ese momento ya nada sería igual", recuerda el presidente del Principado, Adrián Barbón, en un hilo de Twitter que ha compartido a través de su cuenta oficial.

"Esa misma mañana del 29 de febrero, un sábado, habíamos acordado la constitución de un órgano del que formaría parte el Gobierno de Asturias, la Delegación del Gobierno de España y al que se incorporaría la Federación Asturiana de Concejos, para coordinar lo que se nos venía. Aquel día tuve una comida con tres amigos del Instituto David Vázquez Martínez, comida que hacemos todos los años. Fue la última vez en este año en que realmente pude desconectar de la situación. Desde ese día el coronavirus todo lo ocupó, la preocupación no se va. Estábamos en Oviedo, teníamos pensado volver a Laviana a las 18 horas. Y a las 17:45, recibí la llamada del Consejero de Salud: “Presidente, ya lo tenemos aquí. Primer caso confirmado”. Quedamos en reunirnos en el HUCA, para analizar la situación y explicarla a Asturias. Ya en el HUCA, aquel día escuché palabras que luego se repetirían de forma constante, por ejemplo, “neumonía bilateral”, mientras nos enseñaban unas placas. En aquel pequeño despacho del HUCA tuvimos claro que había que explicar la gravedad de la situación y lo que venía. o tuvimos claro desde el principio: máxima transparencia, decir la verdad de lo que sabíamos, no ocultar la gravedad, explicar lo que podía suceder... así fue"

"Rueda de prensa en el HUCA acompañado de caras que luego se convertirían en gran conocidas en Asturias. Concepcion Saavedra, Rafa Cofiño, Ismael Huerta y, por supuesto, el Consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz. Personas que desde aquel día se han convertido en pilares en la lucha contra el coronavirus en Asturias. Esenciales. Equipo de primer nivel. Dicen que la cara es el espejo del alma. En mi caso es así. Aquel día, en la rueda de prensa, estaba serio y muy preocupado. Sabía que aquello marcaba un antes y un después, aún sin ser conscientes de lo que se nos venía encima. Aquel 29 de febrero cambió y nos cambió. Y termino. Un año después, tenemos que seguir luchando. Tenemos que contener el avance del virus porque sabemos que eso salva vidas mientras depositamos toda nuestra esperanza en la vacuna. Un año después tenemos que seguir luchando hasta ganar, por fin, al virus", ha escrito el presidente de la región en diferentes tuits.

Un año ha pasado ya de ese momento. Ahora, la tercera ola del coronavirus parece estar acabándose en Asturias. Las medidas impuestas por el gobierno del Principado de Asturias han hecho efecto y cada vez hay menos contagios. Así lo dicen los datos del Observatorio de la Salud del Principado. Si bien los expertos epidemiólogos no se atreven a pronosticar cuándo acabará esta tercera tanda de contagios el modelo matemático del profesor de la Universidad de Oviedo Juan Luis Fernández permite dar una aproximación: la tercera ola acabará en marzo y la cuarta será menos intensa pero más larga. Fernández se atreve incluso en un artículo publicado en LA NUEVA ESPAÑA que puedes leer en este enlace a pronosticar el fin de la pesadilla. El coronavirus podría irse en julio dejándonos así disfrutar de un verano con una normalidad más parecida a la prepandémica .

A la hora de predecir el futuro hay varias claves que hay que tener en cuenta. La primera, obvio, las medidas restrictivas. Tal y como avanzó hace semanas LA NUEVA ESPAÑA (aquí lo puedes leer) el gobierno regional tiene previsto ir relajando prohibiciones pero con la mano firme. Es la denominada estrategia "cero covid" que siguen muchos gobiernos nacionales y que enfatiza la idea de que una vez controlados los contagios no se pueden cometer errores como los de Navidad: levantar demasiado la mano supone volver a la pesadilla.

Compartir el artículo

stats