Día del Periodista 50%DTO. La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cabranes más solidario: una vecina inicia una campaña de micromecenazgo para que una familia saharaui pueda construirse una casa en el campamento de Smara

Verónica Menéndez espera recaudar dos mil euros para ayudar a Munina y sus padres: "Por lo menos que tengan un techo y cuatro paredes"

Verónica Menéndez, de blanco, con su familia y la de Munina, durante su visita al campamento de Smara Reproducción de A. G.-O.

Una vecina de Cabranes ha iniciado una campana de micromecenazgo (crowfunding) para intentar mejorar la vida de una familia de refugiados del campamento saharaui de Smara. Verónica Menéndez espera recaudar dos mil euros, dinero suficiente para la construcción de una casa en la que puedan refugiarse de las condiciones climatológicas extremas del territorio. “Ya que no podemos sacarlos de allí para que tengan una vida digna, por lo menos que tengan un techo y cuatro paredes”, explica.

Hace doce años, la pequeña Munina entró en su vida a través del programa "Vacaciones en paz" que promueve la acogida de niños saharauis por parte de familias españolas. Verano tras verano, la niña era recibida en Asturias por su familia de acogida, hasta que hace seis años cumplió la edad máxima establecida para poder participar en el intercambio. Aún así, nunca perdieron el contacto y hace unos meses Menéndez decidió viajar para conocer en persona la vida en el campamento.

“Llevo muchos años involucrada con esta problemática, pero no te imaginas lo que es hasta que no lo ves. No pensábamos que la vida era tan dura, ni que conseguir una casa fuera tan difícil”, reconoce. "En la jaima en la que residen actualmente no tienen nada, ni agua corriente. Por el día es insoportable por el calor, pero tienes que estar en un sitio cerrado. En cambio, por la noche el cambio de temperatura es muy brusco, hace un frío horrible. Las épocas de lluvia son las peores, no tienen ni dónde meterse”, relata Menéndez.

Con solo dos mil euros la familia de Munina podría adquirir el cemento y los ladrillos para levantar cuatro paredes y un techo, suficiente para refugiarse. Por eso, Menéndez decidió iniciar hace unos días una campaña a través de la plataforma GoFundMe bajo el nombre "Una casa para Munina". “Lo ideal sería conseguir el dinero antes de verano, porque en esa época las temperaturas suben muchísimo”, indica la cabranesa.

Munina reside con sus padres y sus dos hermanos, aunque es habitual que acaben durmiendo más en una misma jaima. "Las familias son muy grandes, un día van los primos porque su jaima se estropeó, otro día los abuelos…”, explica Menéndez, convencida de que la nueva edificación sería una mejora de las condiciones para todos ellos. Además, ha solicitado que la hermana pequeña de Munina pueda venir este verano a Asturias, puesto que ya ha cumplido la edad mínima para ello. “Espero que venga, porque es una forma de mantener el contacto, pero si no es ella estaré encantada de recibir a cualquier pequeño”, concluye.

Compartir el artículo

stats