El puerto deportivo gijonés será escenario el próximo 25 de febrero de una nueva edición de la OCR Gijón, más conocida como Culomoyao Race, prueba de obstáculos que organizan Razastur y el Patronato Deprotivo Municipal y que alcanza su octava edición.

La prueba vuelve a sus orígenes tras haber celebrado alguna de sus ediciones en el parque de la Providencia o en camping de Deva. Este año las inmediaciones de Cimadevilla, el cerro de Santa Catalina y el puerto deportivo acogerán a los participantes en una prueba que tiene algunas connotaciones locales, ya que, además de los habituales obstáculos presentes en este tipo de carreras, habrá otras pruebas como tiro con gomeru o el escanciado de sidra.

La distancia de la carrera es de 6 kilómetros en los que los aproximadamente 500 participantes que se estiman van a participar deberán superar un total de 26 obstáculos. La edad mínima para inscribirse es de 16 años y la máxima 75. Los inscritos saldrán en tandas de 50 corredores, reservándose la primera para los especialistas y el resto para los participantes populares. Habrá también una tanda para la prueba por equipos y clasificaciones masculina y femenina. Las inscripciones están ya abiertas al precio de 30 euros hasta ayer y de 35 a partir de hoy.