Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iván Pérez del Río

Floro o Moriyón, esa será la cuestión

La precampaña electoral ya tiene a sus principales protagonistas

En estos días se ha despejado una de las incógnitas pendientes para las elecciones municipales en Gijón, la confirmación de Carmen Moriyón como candidata a la Alcaldía por Foro. Conocemos también a la candidata de Podemos, Olaya Suárez, y al candidato del PSOE, Floro, expresidente de Proyecto Hombre. La decisión de Foro –o más bien de Carmen– no sorprende mucho ya que se venía anunciando de modo indirecto, y era la «comidilla» en no pocos círculos. Lo llamativo es que una persona que ha sido alcaldesa durante ocho años decida presentarse de nuevo cuatro años después. Recordemos que además fue cabeza de lista regional en 2019 y cosechó el peor resultado de la formación. Duró muy poco su periplo regional, bajo el pretexto de que «quien pierde, ha de dimitir». Con semejante argumentación estarían vacíos los bancos de la oposición...

Es una pena que Foro –o más bien Moriyón– no cumpla aquellas palabras de Álvaro Muñiz de hace unos meses, cuando decía «Morirón y yo creemos que el mejor candidato a la Alcaldía es Jesús Salvador». Es una pena porque el portavoz de Foro, el grupo de Foro, es el único que ha hecho una oposición con criterio, con perseverancia y muy trabajada. Jesús hubiera sido el mejor candidato de Foro a la Alcaldía. El tiempo de Moriyón pasó hace tiempo, y muy probablemente las urnas lo demostrarán en mayo de 2023.

Falta que el PP elija su candidato/a. Aún no sabemos a qué está esperando para nombrarlo. Parece que ya no será Génova, sino la dirección regional. ¡Menos mal! Cada vez se acerca un poco más la decisión al territorio, donde se tienen que tomar realmente este tipo de decisiones. Es probable que al paso que avanza el PP, para el 2050 más o menos, al candidato a la Alcaldía lo elegirán sus afiliados en Gijón.

Con todo, lo decidan Queipo y Canga o Feijóo y su almohada, el PP de Gijón está pendiente de congreso (igual que a nivel regional). ¿A qué esperan para convocarlo? ¿Por qué los afiliados/as permanecen mudos? Resulta aterrador observar tamaña burla a la democracia interna, ante la mirada perdida y la mudez de los afiliados. Cuánto tiene que aprender el PP del PSOE y de su democracia interna.

Queda poca novedad salvo lo que le venga impuesto al PP. Ahora que tenemos puente aéreo con Frankfurt y Múnich, pueden animarse a buscar al candidato allí. El regional de Bruselas, el local de Alemania. En definitiva, las elecciones en mayo serán una cosa entre Floro y Moriyón. Novedad e ilusión, el primero. Repetición y resignación, la segunda.

Compartir el artículo

stats