Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eva Vallines

Crítica / Teatro

Eva Vallines

Existencialismo para niños

El estreno del ciclo teatral ovetense

Puede parecer una osadía acercar la obra de Beckett al mundo de los niños, pero quizá son ellos los que mejor entienden la confusión y el extrañamiento que se producen cuando los límites espaciotemporales saltan por los aires. "¿Hoy ya es mañana?, ¿Cuándo viene Samuel?", se preguntan incansables e impacientes los dos protagonistas de esta espera convertida en juego que no desdeña la reflexión existencialista ni los toques de un lirismo encantador. Un escenario vacío en el que el árbol ha sido sustituido por un columpio desnivelado representa muy bien el caos del universo y el sinsentido de la vida. Arropados por la bella música de Nacho Ugarte, dos clowns que dominan la pantomima, uno más carpantesco y saltimbanqui (Juam Monedero) y el otro con un aire más inglés y muy amoroso (Jorge Padín) esperan y desesperan a Samuel y su fiesta de cumpleaños. En lugar de a Lucky y Pozzo, recibirán la visita del Señor Profesor (Juan Berzal), una caricatura muy lograda de la escuela y todas sus rancias consignas, que alcanza su cénit en el discurso verborreico, imparable e "in crescendo", que provocó las risas y aplausos de un público entusiasmado. En su segunda aparición volverá ciego, al igual que Pozzo, aquí al haber perdido sus gafas. No falta en esta versión el humor negro y la reflexión sobre la muerte que desembocan en un auténtico surrealismo apto para todas las edades, así como los chistes metalingüísticos con los participios irregulares y la pronunciación de los anglicismos. El sol se va transformando en luna y el día da paso a la noche en esta cíclica espera que no resulta nada tediosa a juzgar por las carcajadas de los asistentes, mientras los dos protagonistas se aburren como berberechos o mejillones, se pelean, juegan y se abrazan, compartiendo esa soledad, que aquí, a diferencia del Godot adulto, se transforma en una espera ilusionada. Una apuesta arriesgada que la veterana compañía "Ultramarinos de Lucas" logra llevar a buen puerto y conquista a todos los públicos con esta reflexión basada en el teatro gestual, que obtuvo el premio al Mejor Espectáculo de Fetnén 2022 e inaugura con éxito el ciclo ovetense "El teatro te espera".

Compartir el artículo

stats