Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El "campanu del Sella" tendrá premio fijo: más de 2.500 euros simbólicos

Cangas de Onís incentiva la pesca de salmón en la cuenca del oriente conscientes de que "es algo que cualquier ribereño sueña con conseguir, al menos una vez a lo largo de su vida”, como dice Manuel García, “el Moli”, ribereño del Sella

Un pescador en el Sella.

Un pescador en el Sella.

El Ayuntamiento de Cangas de Onís, en colaboración con la Sociedad de Pescadores El Esmerillón, otorgará un premio en metálico de 2.500 euros al pescador que consiga echar a tierra el “campanu” de la cuenca del Sella. “Esta acción se enmarca en la apuesta del Ayuntamiento por una revitalización de los valores del río Sella, en especial por el de la pesca entendida como una actividad indisoluble de la historia, la cultura y la socioeconomía de nuestro concejo. Así como fomentar la práctica sostenible de la pesca, promocionar los recursos turísticos de la zona y contribuir a la conservación, protección y mejora del río Sella”, señalan. 

El afortunado pescador, o quien le represente, deberá acudir personalmente, y en todo caso con el salmón capturado, a recoger el premio que será entregado por el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González Castro, el domingo, 11 de abril. Si el “campanu” sale ese día por la mañana, el pago se realizará a las 13.00 horas; y, si sale por la tarde, se llevará a cabo a las 18.00 horas, en ambos casos al pie del puente “romano”, a la vera del Sella. En el supuesto de que no se logre pescar el “campanu” en el primer día hábil, la entrega del premio se realizará el mismo día en el que se tenga conocimiento de su captura, determinando la organización la hora del acto. 

Se acabaron las carreras desde el lance salmonero, sacadera el ristre –a veces con caña y sedal, inclusive- para arribar lo más rápido posible al centro oficial de precintaje de cada cuenca con el primer ejemplar de la temporada echado a tierra. Ahora, a partir del primer día hábil de la pesca tradicional en aguas asturianas, los afortunados pescadores deberán comunicarlo por teléfono al respectivo centro de precintaje, sin tardanza, aparte del instante en el que se proceda al precintado de la pieza. Esa es una de las grandes novedades que recoge la normativa de pesca del presente ejercicio 2021 en Asturias. 

“Los pescadores tras capturar un salmón deben comunicarlo sin demora al centro de precintaje, independientemente del momento del precintado. En la modalidad de pesca sin muerte (captura y suelta), pueden hacerlo telefónicamente, vía wathsapp o SMS, al centro de precintaje correspondiente con los datos del pescador y el pozo de captura” (artículo 21 de la Ley 6/2002 sobre protección de los ecosistemas acuáticos y de regulación de la pesca en aguas continentales). A lo mejor pasa desapercibo ese apartado para muchos pescadores, aunque tiene gran importancia. 

“El día de apertura es una jornada muy emotiva para los pescadores, porque, por fin, podemos disfrutar de nuestra mayor afición después de muchos meses sin poder hacerlo”, explica el ribereño Manuel García Sanfeliz, de Vega los Caseros. “Pescar el campanu es comenzar la temporada con una fiesta, eso sí, guardando en estos tiempos todas las medidas de seguridad que nos marcan las autoridades sanitarias. En mi caso particular, que viene de familia, me gustaría poder sacarlo para dedicárselo a mi abuelo y a mi padre, de los cuales aprendí todo lo que se en el rio. Solo uno lo logra y es algo que cualquier ribereño sueña con conseguir, al menos una vez a lo largo de su vida”, abundó “el Moli”, como le conocen sus amigos de la cuenca del Sella. 

La campaña de pesca al salmón sin muerte (captura y suelta) en aguas continentales del Principado de Asturias se inició el pasado 21 de marzo, y se prolongará hasta el 10 de abril; y también del 16 al 31 de julio, estos períodos no son aplicables al Eo, ni al Deva en sus zonas limítrofes. Del 11 de abril al 15 de julio será para la pesca con muerte -tradicional-. Además, trucha, reo y otras especies (no salmón), se pueden pescar desde el tercer domingo de marzo al 15 de agosto. 

En la cuenca del Sella, concretamente en Cangas de Onís, como ya ocurriera en la anterior campaña salmonera, se le tributará homenaje al pescador que logre capturar el primer ejemplar de la nueva temporada en el río Sella. Eso sí, no habrá subasta pública del "campanu", debido a la actual situación sanitaria por la pandemia del Covid-19, aunque ello no impedirá que el agraciado pescador decida comercializar el salmón por su cuenta con alguno de los interesados en hacerse con ese ejemplar, el primero del año 2021 en la susodicha cuenca. La pasada campaña salmonera, el cangués Chechu Fierros Mori aceptó 2.000 euros que le ofreció el restaurante “La Ría del Campanu”, de Ribadesella.

Compartir el artículo

stats