Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión del día sobre el Oviedo: Un relato sin voz

Gorriarán, a riesgo de ser excomulgado por los guardianes de las esencias, se pregunta por la ausencia de referentes en el club y sobre el modelo que se quiere aplicar para volver a Primera

Una acción del Castellón-Oviedo

Una acción del Castellón-Oviedo LOF

El Oviedo y su entorno viven últimamente con la felicidad en el congelador. Todos los días son como un domingo otoñal de los de antes: aburrimiento sistemático bajo un cielo gris y plomizo. Aunque la derrota frente al Castellón ha alterado la sangre azul y la venta de ansiolíticos en la milla comercial de Uría y alrededores. El Cuco no pone paños, ni calientes, ni fríos: él solito y sus muchachos se han metido en una pelea a la que no hace mucho asistían como meros espectadores.

Y otra vez toca hablar de finales en abril. Un mal resultado ante Las Palmas podría disparar los síntomas de párkinson de más de uno. El problema es que el cuento empieza a sonar demasiado de tan repetido en los últimos meses. Y surgen las dudas, las preguntas, el porqué… Y hay quien reflexiona en voz alta como Gorriarán, defensa del Oviedo de los dorados (y lejanos) años 90.

¿Quién domina ahora mismo la escena en el Oviedo? ¿Quién da voz a su relato? No parece que en el campo haya nadie con las medallas suficientes para hacerlo. Tampoco el entrenador, cuya fuerza, como la del resto de sus colegas, depende de los resultados

decoration

Gorri, a riesgo de ser excomulgado por los guardianes y guardianas de las esencias, se pregunta por la ausencia de referentes en el club y afirma que la propiedad debería recapacitar sobre el modelo que quiere aplicar para volver a Primera. Cuando no hay guía ni faro, tampoco hay discurso. ¿Quién domina ahora mismo la escena en el Oviedo? ¿Quién da voz a su relato? No parece que en el campo haya nadie con las medallas suficientes para hacerlo. Tampoco el entrenador, cuya fuerza, como la del resto de sus colegas, depende de los resultados. Y el director deportivo, cuentan, ha optado por un perfil bajo para coser más que descoser. Comienza el casting.

Compartir el artículo

stats