Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión sobre la UEFA, Florentino y el sorteo: Risas, palomitas, Ceferin y Floren

Los blancos ya anuncian que estarán vigilantes sobre los árbitros que les mande Ceferin. Los Corleone conocen bien cómo funcionan los Tattaglia, sobre todo porque son ellos los que han inventado las reglas

Florentino Pérez

La revolución de las máquinas de “Terminator” comenzó con un ordenador tomando conciencia de su existencia y acabó con robots de metal líquido aplastando cráneos de una humanidad al borde de la extinción. Sí, solo es una película. El guion hizo millonario a James Cameron, que acabó forrándose aún más con “Titanic”. “Cine, cine, cine, más cine por favor”, que cantaba Luis Eduardo Aute. Pues ahí lo tienen.

Alguien se confunde a la hora de meter las bolitas del sorteo de la Liga de Campeones y el nivel de la “conspiranoia furgolera” se dispara más que los bitcoins. El Madrid ya se veía arrollando al Benfica cuando, ¡oh, cielos!, alguien se dio cuenta de que algo estaba fallando en el “chou”. A repetir el sorteo y a cruzarse con el PSG. El mosqueo de Florentino fue tal que obligó incluso a Butragueño a despertar de su siesta crónica.

Alguien se confunde a la hora de meter las bolitas del sorteo de la Liga de Campeones y el nivel de la “conspiranoia furgolera” se dispara más que los bitcoins

decoration

En la ciudad en la que cuando nieva nieva en toda España, entendieron que el error no fue tal, sino una venganza de la UEFA por el empeño del tito Floren de llevarse la carpa, los leones y los payasos a la Superliga. El traidor Madrid contra el mimado PSG. Los blancos ya anuncian que estarán vigilantes sobre los árbitros que les mande Ceferin.

Los Corleone conocen bien cómo funcionan los Tattaglia, sobre todo porque son ellos los que han inventado las reglas. Aunque esta vez la culpa es de un programa informático. La revolución de las máquinas entra en escena. De abrazar la teoría de la conspiración, mejor hacerlo a lo grande. Ojo, que igual da para más “cine, cine, cine”. O, por lo menos, para una serie. Risas. Palomitas. Ronquidos.

Compartir el artículo

stats